¡Prohibido Prohibir!


En muchas organizaciones se dan formas de actuar, bajadas de líneas contradictorias, o de doble discurso que pueden causar confusión y conflicto en todos sus integrantes. A esto muchos autores lo denominan Esquizofrenia Organizacional. Fredy Kofman nos dice que: “son códigos de conductas contradictorias, paradójicas e incongruentes”. Desde la teoría medica la esquizofrenia, en cuanto a sus síntomas, se engloba dentro de los trastornos psicóticos, aquellos en los que las pacientes pierden el contacto con la realidad.  Y desde el punto de vista organizacional, no se está lejos de eso.

En mi experiencia personal, tuve un jefe que me dijo que debía estar más activo en ciertos aspectos, aconsejándome que lo mejor, era mostrarme ante la compañía, proponiendo mejoras. Cuando lo empecé a hacer, recibí un reto importante y me prohibió que lo siga haciendo, ya que me dijo que las propuestas debían estar analizadas por él, y solo él, era quien debía presentarlas al resto de los gerentes de la organización. Situaciones de esta índole son muy comunes, y a veces no nos damos cuenta. Otros ejemplos son:

  • Decir que lo más importante de la empresa son los recursos humanos, y ante una crisis, la primera acción a tomar es reducir personal.
  • Se busca transparencia en la comunicación, pero a la hora de llevar un problema al jefe, este solo quiere que digas lo que él quiere oír.
  • Muchos jefes solicitan feedback de su accionar, pero no les gusta ser contradichos por ningún súbdito. Entonces ¡cuidado! Mejor es mantener la boca cerrada.
  • En las entrevistas de selección de un puesto nuevo enfatizan que buscan personas proactivas y con perfiles con alta adaptabilidad, sin embargo  a la hora de querer implementar un cambio, no se asimila de buena manera o  no son tomados en cuenta.
  • Empresas que expresan continuamente que son abiertas al aprendizaje   y que se enfocan en la mejora continua, quieren empleados que asuman riesgos, pero cuando se genera un error o alguien se equivoca, se lo toma como algo negativo. Por tal motivo, cuando esto ocurre, se trata de esconder la equivocación.
  • Muchos jefes se llenan la boca hablando de la cadena de valor y la integración de áreas, y cuando ocurre un conflicto se escuchan frases como: eso no me corresponde o que el otro sector se arregle mientras nosotros quedemos bien parados.
  • Doble mensaje de las organizaciones hacia el afuera,  mostrando empresas responsables y legales en todo sentido, cuando en realidad son contaminantes, o poseen explotación de empleados en negro
  • Un empleado trabaja cuando lo exigen y lo presionan, tratando de abusador a los mandos, pero cuando no está exigido actúa según la “ley del menor esfuerzo”

Estos comportamientos son lo que Chris Argylis llama Teoría en uso (lo que se dice, al menos en la declaración pública) y teoría en acción (lo que realmente se hace). En la esquizofrenia organizacional existe una gran brecha entre ambas teoría. Lo que se dice no se ajusta con lo que se hace.

Consecuencias

“Llenarse las boca con los valores incluidos de la misión de la compañía y luego hacer lo contrario, produce un quiebre de confianza “

Andrés Hatum

Todo esto no es más que alimentar el circulo vicioso de las rutinas defensivas organizacionales (estrategias que evitan que los grupos o personas se sienta expuestos a la vergüenza) “que a la postre estimula el rencor, esconde los conflictos y propicia una atmósfera de falso consenso.” Jorge Salinas, coach y presidente de atesora

Esta forma de trabajo contradictoria entre la visión de la organización,  lo que se solicita cuando uno se incorpora a nueva empresa, y lo que se hace realmente en la práctica, es sumamente estresante y frustrante para sus integrantes, ya que se desenvuelven en un entorno confuso. Respecto a esto Kofman afirma que ”esta dinámica incompatible afecta profundamente la relación entre jefes y subordinados, pero más aún  a la familia”. Esta inconsistencia, pueden llevar a episodios muchos más graves, altos grados de inestabilidad emocional y psicológica. No hay duda que esto trunca el aprendizaje, la transparencia de la comunicación y los actores, al sentirse engañados, pierden las confianza en la organización.

Buscando una solución

La solución está en empezar  a sacar a la luz esta incompatibilidad, incomodarse, y mostrar los problemas, los errores. Lo mejor es exponerlo, buscar reactivar la buena comunicación y las actitudes genuinas, aunque no caiga bien en los demás lo que se diga. Pero el ambiente comunicativo, se debe dar integralmente, en escucha, exposición e indagación al otro.  

A veces estas formas de desenvolverse se realizan de forma inconsciente, y tal vez lo mejor  en estos casos, es solicitar ayuda externa, que pueda observar la situación con mayor objetividad. Sin embargo, el factor clave es poseer la voluntad de cambiar lo que se encuentra instituido.

Para finalizar quiero compartir el fragmento de una nota que publicó el periodista Diego Cabot para el diario la Nación, en la que simplifica la esquizofrenia organizacional es su más alto nivel:

“Son objetivos de esta institución (…) promover la integridad, el comportamiento ético y la deportividad, con el fin de impedir que ciertos métodos o prácticas, tales como la corrupción, el dopaje o la manipulación de partidos, pongan en peligro la integridad de los partidos o competiciones”. Un mes después, en Suiza también, varios redactores de aquella proclama quedaron detenidos. Interpol había llegado por los maestros de la FIFA.

Anuncios

Una respuesta a “¡Prohibido Prohibir!

  1. Muy buen post Cristian, me gusto mucho como involucraste a diferentes autores para abordar esta temática. Es cierto que para resolver cualquier problema o conflicto es imprescindible el dialogo,no hay herramienta más eficaz y constructiva que entablar una conversación serena y calmada para solventar cualquier clase de problema. Es necesario crear un buen clima laboral y para que esto suceda el dialogo entre los integrantes de la organización es crucial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s