“E-COMMERCE, LA NUEVA (O NO) FORMA DE VENDER”


La nueva era del comercio se dividió en digital y tradicional. Con digital nos referimos a aquel mundo de la compra-venta dentro de cualquier dispositivo con acceso a internet; y con tradicional, a los comercios, bienes y servicios reales, que, cual subjetivo concreto, se puede ver y tocar.

La nueva era supone un quiebre dentro de la misma sociedad, en la cual ya no solo podemos hablar de clientes, sino usuarios, satisfacción con el servicio al cliente/experiencia de usuario en la plataforma, espera/inmediatez, adultos/millenials y centennials, recomendaciones del boca a boca/investigación en internet acerca del producto, rendimiento, opiniones, “unboxings”, videos de “productos terminados”, quejas en las Redes Sociales acerca de la marca o empresa.

Por eso, dentro de este nuevo paradigma llega el E-commerce: la forma de transacción que une el mundo real con el mundo virtual. La forma más rápida y sencilla de comprar, y sin moverse de la comodidad de su hogar. El nuevo “llame ya”. Sin embargo, ¿qué pasa con los comercios? ¿Desaparecerán en algún momento? No. Lo que posibilita el E-commerce, es que el cliente (en este caso el usuario) adquiera un producto determinado a través de internet, y llegue a la puerta de su casa al cabo de unos días (o, como en otros casos, tenga que ir a retirarlo al domicilio del vendedor/comercio). Lo que permitió el E-commerce fue darle una herramienta más al consumidor para que investigue, compare, obtenga opiniones, experiencias de otros usuarios y visualizaciones de productos similares. Y una vez que obtiene la información necesaria, compre.

El E-commerce cuenta con una serie de ventajas respecto al comercio tradicional:

  • Disponibilidad 24 horas durante los 365 días del año para el cliente.
  • No existen barreras geográficas para el cliente.
  • Ventaja competitiva respecto al comercio tradicional.
  • Posibilidad de segmentar a los clientes al trabajar online, mejorando la comunicación y lanzando campañas especializadas.
  • Extender el alcance de tu negocio a nuevos usuarios, pero reducirlo respecto a otros.

Tipos de e-commerce

Existen distintos tipos de e-commerce dependiendo de la naturaleza de sus transacciones y de la forma en que generan sus ingresos. Estos son una muestra de los muchos que existen.

  • B2B (Business-to-Business): Empresas que comercian con otras empresas u organizaciones.
  • B2C (Business-to-Consumer): Empresas que comercian con consumidores. Es el más habitual.
  • B2G (Business-to-Government): Empresas que comercian con instituciones del gobierno.
  • C2C (Consumer-to-Consumer): Comercio entre particulares, es decir, consumidores que compran y venden a otros clientes.
  • C2B (Consumer-to-Business): Consumidores que venden a negocios, muy popular en productos de segunda mano.

 

Por estos motivos ya no podemos dejar de lado los métodos tradicionales: aquel que desee ir, mirar, observar, tocar y obtener la información cara a cara, lo seguirá haciendo, posibilitando también la comparación del mundo real con el mundo virtual.

 

 

Fuentes consultadas:

https://www.entrepreneur.com/article/268503

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s