Mejor innovar: Producto mínimo viable.


En el siguiente artículo profundizaremos sobre el concepto de producto mínimo viable o MVP (por sus siglas en ingles), utilizado principalmente por startups para el desarrollo de productos innovadores. Explicaremos de qué se trata dicho concepto, porque es importante y lo compararemos con las formas tradicionales de lanzamientos de productos.

¿Qué es un MVP?

El MVP es una versión parcial de un producto orientada a descubrir rápidamente qué pide el cliente, empleando para ello el menor esfuerzo posible. Al explorar nuevos mercados existe un alto grado de incertidumbre por el hecho de no contar con antecedentes que puedan ayudarnos en la toma de decisiones. Por lo que el MVP se enfoca en obtener a partir de la interacción con el cliente objetivo información que permita desarrollar el producto lo más enfocado posible a sus necesidades y preferencias.

A través de un MVP la empresa puede validar su hipótesis de que los consumidores encuentran valioso el producto sin incurrir en mayores costos y tiempos. De esta forma cuando el producto es distribuido ya habrá clientes consolidados que tendrán solucionados los problemas reales y la empresa conseguirá especificaciones detalladas de porque necesita crearse el producto o servicio.

Con el desarrollo de un MVP buscamos descubrir las respuestas a las siguientes preguntas:

1-¿Los consumidores reconocen que tienen el problema que intentas solucionar?

2- Si hubiera una solución ¿la comprarían?

3- ¿Nos la comprarían a nosotros?

4- ¿Podemos crear una solución para este problema?

La tendencia en el desarrollo de productos es saltar directamente a la última pregunta y crear la solución antes de confirmar que los consumidores tienen el problema, desperdiciando recursos escasos que se podrían haber enfocado en una idea con mayores probabilidades de éxito.

 

¿Porque resulta importante un MVP?

Un MVP ayuda a los emprendedores a empezar con el proceso de aprendizaje lo más pronto posible, no es necesariamente es el producto más pequeño que se pueda imaginar, es la forma más rápida de entrar en el circuito de feedback de Crear-Medir-Aprender. Es decir, aquella versión del producto que permite dar una vuelta entera a dicho circuito con un mínimo esfuerzo y el mínimo tiempo de desarrollo.

Al MVP le faltan muchos elementos que pueden ser más esenciales luego. Sin embargo crearlo requiere un trabajo extra: debemos ser capaces de medir su impacto y necesitamos ponerlo delante de los consumidores potenciales para evaluar sus reacciones. El MVP significa salir de la oficina y tener un acercamiento personal con quienes disfrutaran de los beneficios de nuestro producto una vez que este sea comercializado de forma masiva.

 

¿Qué diferencia al MVP de las formas tradicionales de desarrollo de productos?

A diferencia de un prototipo o una prueba de concepto, un MVP no solo está diseñado para responder las cuestiones técnicas y de diseño. Su objetivo es probar las hipótesis fundamentales del negocio. Al contrario que con el tradicional desarrollo de productos (que normalmente requiere un periodo de incubación y de reflexión largo, esmerándose en alcanzar la perfección del producto) el objetivo del MVP es empezar el proceso de aprendizaje, no acabarlo.

En contradicción a la investigación de mercado tradicional, las especificaciones del producto o servicio se encontrarán enraizadas en el feedback de lo que está funcionando hoy, en lugar de lo que se anticipa que puede funcionar mañana. Testeando y modificando en tiempo real nuestra propuesta frente a los potenciales usuarios y sus opiniones.

La cuestión de este proceso no es encontrar al consumidor medio sino encontrar a los primeros usuarios, los consumidores que sienten una necesidad de usar el producto. Estos consumidores tienden a perdonar errores y están dispuestos a proporcionar un feedback, ya que el producto soluciona una problemática real de su vida cotidiana.

Antes de que los nuevos productos se puedan vender con éxito en los mercados de masas, tienen que venderse a estos primeros usuarios, un tipo especial de consumidor. Aceptan, y de hecho prefieren, una solución del 80%, no hace falta una solución perfecta para captar su interés.

 

Como cierre de este post los invito a ver un vídeo que explica de forma visual lo comentado:

 

Anuncios

2 Respuestas a “Mejor innovar: Producto mínimo viable.

  1. Pingback: Probando un MVP: Validation Board | Blog de Seminario de Integración II·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s