Precarización laboral 3.0


Antes del boom de las aplicaciones se llamaban cadetes o deliverys. Actualmente con la inserción de las apps en los Smartphone son Rappitenderos o Glovers, ambos en su mayoría en bicicleta. Son los encargados de llevar el producto que solicitaste desde tu celular a la comodidad de tu hogar.

rappi

Los repartidores eligen su propio horario y son sus propios jefes, postulan los avisos en que invitan a los trabajadores a formar parte de la “comunidad”. ¿Suena tentador? Claro que sí, pero la letra chica hay que leerla:

“No tener jefe y administrar tus horarios” = Te convertís en la empresa literalmente, sos monotributista, por lo que se puede reclamar presentismo, porcentaje adicional por trabajo en horas nocturnas, vacaciones o días por enfermedad, entre otros beneficios de la ley de contrato laboral vigente.

A lo anteriormente mencionado, se le adiciona otro condimento: las bajas remuneraciones que se obtienen por viaje. La falta de cobertura de riesgo laboral es otra de las preocupaciones de los repartidores. Al ser considerados trabajadores independientes, la empresa no se responsabiliza en el caso de accidentes o robos

 Otra de las preocupaciones tiene que ver con el sistema de sanción. Una vez aceptado un pedido, los repartidores tienen la opción de “liberarlo” en caso de que hayan tenido algún inconveniente, como un problema con la bicicleta, o que la distancia del pedido sea mayor de la que pensaban. Sin embargo, al liberar un pedido se les bloquea el uso de la aplicación por una hora. En caso de liberar dos pedidos, se los puede inhabilitar por varios días.

Vista de cerca, la economía colaborativa es un caramelo envenenado que se alimenta de la desesperación por la falta de empleo genuino. También sus operadores, quienes tienen la sartén por el mango, dueños de esas ‘apps’, se escudan en que otorgan a sus colaboradores, una gran flexibilidad para llevar adelante las tareas.

Este nuevo modelo de negocios mueve millones de pesos, dólares, o euros, sin dejar margen de aportes al estado de cada país, y que redunde en beneficio de la comunidad.

En consecuencia, de la precarización laboral en Argentina, los trabajadores de las plataformas de pedidos, como Rappi, Glovo y Uber, crearon su propio sindicato para luchar contra la precariedad laboral que impone el nuevo paradigma de trabajo on demand. Se denomina Asociación de Personal de Plataformas (APP, en alusión a las aplicaciones de celular que se usan para brindar el servicio) y ya fue registrada en la Secretaría de Trabajo. El avance de la regulación, a través de la creación del sindicato no implica el fin del negocio sino que las empresas se acomodan y los trabajadores reciben un trato más justo.

Anuncios

Una respuesta a “Precarización laboral 3.0

  1. Vale me parece interesante tu post, pero entiendo que aun existen muchos vacios legales con respecto a la regularizacion , hoy en dia estas modalidades son buenas para aquellos que estan desplazados del sistema., pero aun desconocemos sobre como aportan al sistema tributario legal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s