TAN LEJOS, TAN CERCA


La tecnología juega un papel esencial en la globalización y el comercio exterior, a través de su impacto en las comunicaciones, las finanzas y la logística.

Durante muchos años la única manera de realizar operaciones de comercio internacional era por teléfono o por medio del fax. No existían los móviles tampoco por lo que había que andar con los teléfonos fijos en horario de oficina teniendo muy en cuenta las diferencias horarias de cada país.

Hoy en día una pequeña o mediana empresa puede vender en el extranjero con mucha más facilidad que antes.

Aunque es valorado y aconsejable visitar la empresa con la que vas a comenzar las relaciones internacionales hoy en día se puede avanzar mucho sin moverte de la oficina.

La universalidad de Internet, la proliferación de dispositivos móviles y la digitalización de la logística permiten que todas las empresas, grandes y pequeñas, puedan abrir una puerta de acceso a los clientes a través de un sitio de comercio electrónico, sin importar dónde se encuentren.

Las 5 herramientas que facilitan hoy el comercio exterior son:

Correo electrónico: Aunque hoy en día tengamos tan internalizado el uso del mismo para todas nuestras actividades cotidianas, durante muchos años la única forma de comunicarse fue por medio de cartas físicas que podían demorar hasta un mes en llegar a destino, dependiendo el mismo. Gracias al correo electrónico no solo podemos recibir y enviar correos instantáneamente sino que también podemos adjuntar documentos que se pueden imprimir directamente en cualquier oficina del mundo.

Vídeo conferencia: En las negociaciones de comercio exterior, muy a menudo las culturas son muy dispares. Tener la posibilidad de mirar a la otra persona a los ojos, de entender sus inquietudes gracias a la vídeo conferencia ayuda a la cercanía, vital para los negocios de internacionalización.

Existen para esto muchas plataformas como pueden ser: skypegoogle hangouts, incluso whatsapp.

Market places: Existen para mercados B2B (empresa a empresa) y para mercados B2C (empresa a consumidor):

Ejemplos como Amazon ponen en contacto empresas de todos los lugares del mundo. Se pueden realizar miles de contactos internacionales, comprobar precios de venta al consumidor  de los productos en diferentes países, etc. Representa una gran fuente de información para los planes de comercio exterior.

Teléfonos móviles: Parece evidente pero gracias a estos aparatos podemos trabajar desde cualquier lugar del mundo y enviar y recibir mensajes instantáneos. La proliferación de los smartphones y dispositivos móviles con planes de datos ha significado un gran salto en el numero de consumidores con acceso a Internet.

Wifi: Hoy en día, podemos explorar mercados en función del precio, potenciales clientes, distribuidores, proveedores, demanda, consumo, oferta, negociación en línea y muchísimas actividades más desde cualquier lugar con conexión Wifi.

Los avances tecnológicos facilitan las comunicaciones, mejoran la productividad mediante la automatización de procesos y, al mismo tiempo, amplían y agilizan los servicios financieros.

Las tecnologías de la comunicación y la información (TCI) están apoyando el desarrollo económico y fomentando la innovación. Lo mejor que han hecho los avances tecnológicos por la economía internacional es incluir a los emprendedores y las Pymes en la dinámica del comercio exterior. Ahora están en posición de llevar sus soluciones a quienes las necesiten, sin importar dónde se encuentren. Con la facilidad que les permiten para exponer sus bienes y servicios en otros mercados, aparte de ampliar su base de clientes, pueden liberarse de las presiones y vaivenes dentro de sus países y regiones.

Esto demuestra la rapidez con que los avances tecnológicos se extienden por el mundo, y cómo el público está dispuesto a adoptarlos rápidamente.

El comercio exterior, apoyado por las nuevas herramientas tecnológicas, se revelará como una fuerza incontenible que traspasa fronteras con toda facilidad.  Las empresas deben incorporar todas estas herramientas, para poder acompañar el crecimiento de los medios de comunicación y promoción, con incremento de sus ventas y ganancias. Si bien se deben seguir utilizando los medios tradicionales como lo son la asistencia a ferias y exposiciones internacionales, visitas personales a clientes, proveedores y representantes en el exterior, adoptar todas estas nuevas tecnologías permitirá tener una comunicación más fluida con clientes consolidados, y potenciales clientes o proveedores estratégicos en el exterior.

Fuentes:

http://www.onenak.com/innovacion-comercio-exterior/

https://blog.bancobase.com/la-importancia-de-la-tecnologia-en-el-comercio-exterior

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s