Trazabilidad: ¿De qué manera controlamos el stock? Tecnología aplicada a la producción industrial


Cuando hablamos de producir artículos industriales manufacturados en serie no podemos dejar de destacar la importancia que tiene el hacerlo con la mayor eficiencia. Un objeto que cuenta con determinadas características deseables para el potencial cliente debe ser fabricado al menor costo posible. Sin embargo, los errores propios de la producción pueden incrementar el costo del producto final. Por cada etapa de fabricación en la que no se detecta un error, el costo de solucionarlo se multiplica por 10.

Esto nos lleva a pensar en tecnologías que permitan, entre otras cosas, la trazabilidad completa de cada parte del proceso. Una forma muy efectiva de hacerlo en piezas de bajo tamaño es almacenando las mismas en cubetas provistas de algún tipo de identificador electrónico. Un dispositivo, que puede ser leído y grabado por contacto o por señales de radio, permite conocer en cualquier momento cada detalle de los componentes almacenados en dicha cubeta. Saber procedencia, proveedor, fecha de fabricación, material, procesos aplicados anteriormente. Cada supervisor de área puede leer los datos correspondientes a las etapas anteriores, y, al terminar, cargarle la información actualizada de su propia intervención. Cuando un error es detectado se puede conocer toda la historia del lote. Incluso cuando el producto final ha llegado al cliente, y, tiempo después de comenzar a prestar servicio, se encuentra algún defecto de fabricación, el número de serie del producto, asociado en la base de datos de la fábrica al número de lote de cada parte que lo compone, permite corregir problemas en futuros productos o procesos en nuevos modelos.

Básicamente hay dos tipos de dispositivos para control de producción como el descripto acá: por contacto, que requiere que el lector haga unión eléctrica con el dispositivo, o los de radiofrecuencia, en los que el lector puede estar situado a distancias de entre 10 cm y varios metros. No se incluye en este análisis el uso de los códigos de barra, ya que los mismos sólo permiten tomar datos fijos, no pudiendo actualizar la información pertinente.

En el caso de los que utilizan radiofrecuencia, hay a su vez dos tecnologías principales: los que tienen una batería interna, llamados activos, que en general permiten mayores distancias de comunicación con la contra de un mayor volumen y tener que hacer mantenimiento de la misma. Y los que utilizan la propia energía de la señal de radio tanto para la comunicación como para el grabado del chip interno.

Sin importar cuál es la tecnología aplicada la realidad es que la trazabilidad de todo proceso industrial es hoy un factor determinante del éxito del producto. Y los costos asociados a la implementación de tales sistemas es cada vez menor y al alcance de cualquier tamaño de empresa.

 

Fuentes:

https://es.wikipedia.org/wiki/Etiqueta_RFID

https://www.maximintegrated.com/en/app-notes/index.mvp/id/3808

Bibliografía:

Producción y Operaciones – Martín Oscar Adler – Ediciones Macchi

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s