“POSVERDAD”, PALABRA DEL AÑO.


posverdad-redes-sociales

El Diccionario Oxford ha tomado un neologismo como palabra del año y como nueva incorporación enciclopédica. Se trata de la post-truth o de la posverdad un híbrido bastante ambiguo cuyo significado “denota circunstancias en que los hechos objetivos y reales influyen menos en la formación de la opinión pública, que los llamamientos a la emoción y a la creencia personal”.

Primero, los invito a ver el vídeo del filósofo argentino Darío Sztajnszrajber, donde sintetiza claramente el significado de esta palabra:

Dejemos un minuto el término posverdad y vayamos a analizar la teoría clásica de la comunicación.

Si revisamos el esquema lineal de la comunicación, tenemos un emisor que envía un mensaje a un receptor a través de un canal (aire, papel, ondas hertzianas). Esto ocurre en una determinada situación o contexto y el mensaje está inscripto en un determinado código (idioma). Luego, el feedback son las reacciones del receptor, tomadas e interpretadas por el emisor.

La comunicación en acción genera realidades existentes, creando un mundo de posibilidades y sentidos que antes eran inexistentes.

El lenguaje tiene un aspecto descriptivo y posee un profundo carácter generativo. Existe “el poder transformador de la palabra”, cuando hablamos suceden cosas cuando callamos suceden otras.

El carácter generativo del lenguaje permite relaciones y vínculos, compromisos, nuevas posibilidades, cambio de emociones, nuevos sentidos e interpretaciones y nuestra imagen pública.

Identificamos en los actos lingüísticos algunas acciones como las afirmaciones, juicios, declaraciones, pedidos, ofrecimientos y compromisos.

Ahora bien, hagamos un experimento, que sucede si tomamos el esquema lineal de comunicación, y en el mensaje, colocamos una posverdad.

Técnicamente, el circuito va a funcionar de la misma manera, el emisor transmite el mensaje, y el receptor lo recibe.

¿Cuándo empieza el problema?

Recordemos los efectos que causaban la comunicación en acción: realidades existentes e inexistentes, nuevas posibilidades, relaciones, vínculos, compromisos, emociones, interpretaciones, etc. Nos convierte en alguien distinto, cambiamos nuestros puntos de vista, realizamos aprendizajes, reflexionamos sobre nuestros problemas y se nos abren oportunidades de crecimiento. Entonces en el experimento, todos estos efectos en nosotros y en la sociedad son consecuencia y producto de una posverdad.

Por lo tanto, la posverdad puede ser una mentira asumida como verdad o incluso una mentira asumida como mentira, pero reforzada como creencia o como hecho compartido en una sociedad.

Todo es relativo. Una publicación en las redes tiene el mismo peso que una gran investigación. Se inventan historias todo el tiempo, sin sentir responsabilidad del hecho.

En la posverdad la apariencia de la verdad es más importante que la propia verdad, es decir, que los hechos reales pasan en un segundo plano después de la modificación de la realidad con fines concretos. Por esto último, la política utiliza la posverdad para lograr sus objetivos políticos.

Michel Foucault decía que el discurso no refleja la realidad, sino que la construye, para lo cual intentaba entender los contextos y la genealogía del discurso. En este sentido no buscaba mostrar la verdad o falsedad de las proposiciones, sino los “regímenes de verificación” referidos al contexto y a las estructuras que permiten que un discurso se acabe convirtiendo en verdad. Entiende la verdad como un relato construido con el único fin del control totalitario de la ciudadanía.

La posverdad logró imponerse en la sociedad y modificar las realidades utilizando como herramienta las “Fake News”, una serie de noticias falsas que la gente compartía y viralizaba en Facebook. La empresa Cambridge Analytica dedicada al uso de datos para “cambiar el comportamiento de audiencias”, tomo los perfiles de Facebook sin el consentimiento de los usuarios, y mediante un test de personalidad, operó como disparador para recopilar alrededor de 50 millones de muestras que permitieran conocer perfiles políticos de votantes y, así, redireccionar las “Fake News” de acuerdo con las preferencias de éstos. La empresa ha operado en más de cien campañas políticas en el mundo, y en América Latina han trabajado en Argentina, Brasil, Colombia y México.

Los casos más relevantes en el mundo donde actuó la posverdad como protagonista:

  • Triunfo de Donald Trump ante Hillary Clinton, USA.
  • El Brexit, salida el Reino Unido de la UE.
  • Fracaso del referéndum de las FARC, Colombia.
  • Triunfo Mauricio Macri ante Daniel Scioli, Argentina.

En conclusión, como receptores de gran volumen de información verdadera y falsa, no dejemos de ser responsables con lo que hacemos con ella, ya sabemos que alguien está operando por detrás tratando de conseguir nuestra voluntad para cumplir con los sus objetivos. La posverdad trae efectos negativos en la conversación pública. Utiliza la democracia y a nosotros para expresarse libremente. Reflexionemos y pensemos que somos parte de una sociedad, en donde las decisiones individuales que tomemos, impactan colectivamente.

Estemos atentos que hay mucho lobo con piel de cordero

Bibliografía:

Anuncios

5 Respuestas a ““POSVERDAD”, PALABRA DEL AÑO.

  1. Las redes sociales y los medios de comunicación son los que utilizan el concepto de posverdad, y lo utilizan de acuerdo a los interéses de cada uno. Es importante que nosotros sepamos decantar y quedarnos con la información que sirve.Y que no compremos todo lo que te ofrecen los medios .
    Buen post!!

  2. Buen buen post Esteban! El vídeo me encanto, un excelente filosofo y Argentino. Es interesante apreciar como influyen las redes sociales hoy en día y como los datos que se obtienen en ella son utilizados para influenciar en la opinión publica. Hoy en día no tenemos el problema de generaciones pasadas, el nuestro es totalmente inverso, gracias a internet la información abunda, pero ahí esta el inconveniente, como separar la información falsa de la verdadera. Por eso necesitamos una ciudadanía critica y atenta capaz de discernir entre lo falso y lo verdadero.

    Te dejo 5 estrellas.

  3. Excelente. Claramente un reflejo mas de dos grandes fenomenos: uno el cuarto poder, el que tienen los medios de comunicación. Y el otro, la famosa “profecia autocumplida”. Sin duda, un gran reflejo del poder que tiene la palabra.

  4. Exelente disparador.
    La posverdad tiene olor a nuevo pero siempre ha existido, de no ser así estaríamos proponiendo un pasado idealizado donde existía ” la verdad”.
    Tal vez lo relevante de esta actualidad es que se utilizó a la tecnología para lograr un resultado más efectivo de la herramienta. Tal vez alguien lo sienta como una forma desleal, pero existen los límites en la política?
    La única vacuna posible es el espíritu crítico, pero es un arma peligrosa que nadie con poder quiere repartir.
    En definitiva estemos resignados a qué que la verdad es nuestra y la posverdad siempre es del otro.

  5. Pingback: ¿Qué aportan las TIC al conocimiento? – Cerebro reflexivo·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s