La Densidad Nacional


Aldo Ferrer en su libro “La densidad nacional: el caso argentino”, señala que el gran problema de nuestro país ha sido su incapacidad de generar y mantener la suficiente densidad nacional. Según sus palabras ésta se logra “con cohesión social, con la calidad de los liderazgos, con la estabilidad institucional y política, con la existencia de un pensamiento crítico y propicio sobre la interpretación de la realidad y como culminación, con políticas propicias para el desarrollo económico”

Creo que si tendríamos que evaluar a la Argentina en estas cuestiones, definitivamente tendríamos un aplazo en cada una de ellas.

Cohesión social: Desde nuestros orígenes somos un país dividido, existe una grieta, es verdad, pero esta no nació con los últimos gobiernos, tenemos la suerte de no tener grandes conflictos étnicos y religiosos como si lo tienen otras naciones, aun así estamos enemistados. Dedicamos gran parte de nuestros recursos en demostrar que el otro está confundido, buscamos siempre tener la razón. Nos alegramos más con el fracaso ajeno que con los logros propios.

Calidad de los liderazgos: Hablando técnicamente hacemos agua por todos lados. Si no logramos hacer un traspaso de mando mucha calidad no tenemos.

Pero además de los líderes de los partidos políticos también tenemos por ejemplo a los líderes sindicales, la mayoría de ellos atrincherados en sus puestos desde hace décadas, más preocupados por llenar sus arcas que en las personas a quienes representan. Y del otro lado a los líderes industriales, empresarios y representantes del campo todos encargados de encontrar responsables, pidiendo condiciones para invertir mañana, pero el mañana nunca llega.

Estabilidad institucional y política: Con tres votaciones cada dos años y con el año entre elección y elección destinado a medir a los candidatos para la próxima contienda, estabilidad política es muy difícil de lograr ya que vivimos eternamente en campaña. Esto genera que pocas veces se discutan ideas, mayoritariamente se discuten personas que saltan de un partido al otro porque así lo aconsejan las empresas de encuestas y sondeos.

Las instituciones corren con una suerte aun peor, todas las que se me vienen a la mente están en crisis y si no lo están, los ciudadanos igual las miran con desconfianza. El ejército,  la gendarmería, los bancos, el poder judicial y la policía por citar algunas.

Pensamiento crítico y propicio sobre la interpretación de la realidad:

En la búsqueda constante de tener la razón, el pensamiento crítico queda de lado, con lo cual la interpretación de la realidad se hace imposible. En vez de interpretarla la manipulamos y la construimos a nuestro antojo.

No es casualidad la figura de los panelista de programas de televisión haya crecido tanto en los últimos años.

Políticas propicias para el desarrollo económico: Las políticas deben salir del consenso y si no logramos cambiar los puntos que señalé anteriormente esto se vuele una utopía.

Para lograr un desarrollo económico serio y sostenido primero tenemos que  decidir qué país queremos y hacia dónde queremos ir, no podemos seguir siendo un país pendular, pasando siempre de un extremo al otro.

Todas estas cuestiones que Aldo Ferrer nombra y yo desde mi óptica interpreto, son cuestiones endógenas. No ponen la responsabilidad en el otro, El mundo no está en contra de Argentina, el problema es que Argentina no está a favor de sí misma, estamos más preocupados en disputas que no nos conducen a nada que en consensos que nos favorezcan a todos.

Fredy Kofman en su libro Metamanagement hace la siguiente reflexión:

Si hacerse responsable y protagonista es tan efectivo, si desligarse del problema y verse como víctima es tan inefectivo ¿Por qué las personas tendemos a actuar como víctimas y no como protagonistas?

Yo quiero concluir este post cambiando solo algunas palabras de esta reflexión que hace Kofman.

Si hacerse responsable y protagonista es tan efectivo, si desligarse del problema y verse como víctima es tan inefectivo ¿Por qué la Argentina  tiende a actuar como víctima y no como protagonista?

 

Referencias

Aldo, Ferrer. La densidad nacional: el caso argentino.

Aldo Ferrer. El futuro de nuestro pasado.

Fredy Kofman. Metamanagement.

Anuncios

Una respuesta a “La Densidad Nacional

  1. Gustavo muy buena elección y análisis del tema.
    Siempre que se cuestione por qué la Argentina es como es, sugiero ir por ayuda, y revisar la Zoncera N°: 1, de ARTURO JAURETCHE,
    “CIVILIZACIÓN Y BARBARIE”:
    …..
    “Plantear el dilema de los opuestos Civilización y barbarie e identificar a Europa con la primera y a América con la segunda, lleva implícita y necesariamente a la necesidad de negar América para afirmar Europa, pues una y otra son términos opuestos: cuanto más Europa más civilización; cuanto más América más barbarie; de donde resulta que progresar no es evolucionar desde la propia naturaleza de las cosas, sino derogar la naturaleza de las cosas para sustituirla.
    Que la oligarquía haya creído un éxito definitivo de la zoncera Civilización y barbarie, lo que llamó “el progreso” de la última mitad del siglo XIX y los años iniciales del presente, ha sido congruente con sus intereses económicos”
    .….

    Cuando el país deje de ser movilizado por intereses externos representados por propios, podemos pensar en una nación próspera y pujante. Tenemos que construir y consolidar en el tiempo, una Política Nacional que recupere y afirme nuestra Soberanía política, independencia económica, y justicia social.
    Muchas gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s