CARTA DE FINALIZACIÓN


Sin título

 

Caseros, 11 de diciembre del 2017

Señores:

Universidad Nacional de Tres de Febrero

 

De mi mayor consideración:

 

Mi querida Universidad, ¿Cómo empezar esta historia que está por terminar?… Me parece más que acertado empezar con una pregunta. Una de las tantas que se vienen a mi mente en esta etapa que termina o en esta etapa que comienza…

En esta oportunidad te quiero contar algo sobre mi, no solo de mí en el trayecto por este espacio del que me has permitido ser parte sino que voy a contarte a modo de agradecimiento, todo lo que sumaste a mi vida y el crecimiento que he tenido gracias a mi paso por acá. Hoy, luego de muchas definiciones y conceptos he intentado resumir en forma sencilla, junto a mis vivencias y con mis palabras los conocimientos que más marcaron mi tránsito por esta carrera.

Allá voy…

 

Era octubre del 2010 y yo subía esas escaleras que me parecían interminables por primera vez y, no menor, sola. Nunca antes había hecho algo sola, ni empezar el gimnasio, ni ir a un café, ni siquiera empezar las clases un dia despues por miedo a quedarme sin compañero de banco en el aula. Estuve a punto de anotarme en otra carrera y en otra Universidad porque mis amigas se anotaban allá pero ¡no!; con un nudo en la garganta y llena de miedos, subí, complete un formulario, entregue la documentación que me solicitaban y me vi ahí, sola e inscripta en la carrera que me iba a abrir las puertas al futuro que deseaba. Ese dia aprendi lo mas importante de todo mi paso por esta Universidad… que podía valerme por mi misma y hacer cosas sola, que el miedo es solo un paredon que vemos frente a nosotros interfiriendo en nuestro paso pero que en realidad no está y tenemos que seguir caminando.. siempre para adelante. Unos años después Argyris me iba a enseñar que ese miedo es el que da comienzo a nuestro razonamiento defensivo y que al animarme a hacer algo que no solía hacer estaba rompiendo una barrera que por años había dejado que me frene.

Llegó el mes de febrero, el mismo día empecé a trabajar y a estudiar. Muchos cambios juntos pero ¡cuánto me sirvió haber tomado esa decisión!. Primero, porque fue la mejor forma de internalizar todos los conocimientos que estaba adquiriendo debido a que los estaba viviendo en mi trabajo y, segundo, porque pude aportar experiencias reales en las clases y sumar, así, valor extra al aprendizaje ya que podíamos analizar las situaciones.

El curso de ingreso comenzó con una materia que se llamaba “Comunicación oral y escrita”, la primera de miles de veces que iba a escuchar la palabra que más aportó a mi crecimiento personal y profesional: comunicación. En esta oportunidad sólo aprendí algo más de sintaxis y ortografía pero más adelante pude aprender que la comunicación no solo es lo que decimos, es también los gestos, las acciones, el tono de voz, incluso los silencios. La clave está en cómo usarla para transmitir lo que realmente queremos, para alcanzar nuestros objetivos, para tomar decisiones, hasta para entender a los demás y a nosotros mismos. Watzlawick nos va a decir más adelante que siempre estamos comunicando, siempre estamos transmitiendo algo a alguien, hasta cuando no queremos hacerlo.

Al comenzar la carrera, una de las primeras cosas que aprendí en la materia “Teoría de la administración” fue que administrar es el proceso de organizar, planificar, dirigir y controlar los recursos para lograr un determinado fin y que estas funciones dependen de una comunicación coherente y planificada. Por lo que empezaba a darme cuenta que todo se unía y se volvía un todo integral que no iba a poder explicar nunca más por separado porque la relación entre cada concepto iba a volverse parte de mi conocimiento tan intensamente que las palabras iban a dejar de tener significación por sí mismas. Esa misma sinergia entre las palabras es la que tiene un equipo, las personas al relacionarse con los demás dejan de ser quien eran antes ya que su nuevo yo tiene el aporte de ése otro, y en conjunto pueden más que por separado. Aunque el famoso Morin luego nos venga a decir que las partes tambien son mas que el todo.. y ahí es donde nos damos cuenta que ese juego de palabras es real, que juntos podemos más pero que por separado también podemos… pero diferente, sólo es cuestión de saber cuando necesitamos al otro o el otro nos necesita, cuando solos y cuando acompañados. Lo que no debemos dejar pasar es que un equipo sólo es equipo si trabaja en conjunto porque cada una de las partes quiere hacerlo, porque tienen un objetivo en común y porque se ayudan entre sí para que juntos puedan lograrlo. Sin nadie que los obligue pero sí pueden necesitar de alguien que los guíe, que los motive, a esta persona me enseñaron que se la llama líder.

Un líder es un individuo que moviliza un proceso grupal, no es quien dice lo que hay que hacer y cómo hacerlo, no es la autoridad máxima de la empresa. Un líder es quien sabe desarrollar una visión compartida, compatible y complementaria con las otras visiones de las otras personas; es quien sabe motivar a que los miembros del equipo realicen en tiempo y forma sus labores, viendo las situaciones desde distintas perspectivas y ayudándolos a entender los por qué; es quien sabe balancear las fortalezas y debilidades de cada uno, creando un movimiento hacia adelante, logrando metas. Al líder lo “elige” el equipo y puede ser un gerente pero también puede ser un par, las personas tienen que sentirse contenidas por él y, principalmente, motivadas.

Una frase que me quedo en la cabeza y que la vimos en “Teoría de la decisión” con el autor Kofman es que el liderazgo es una cuestión de inteligencia, honradez, humanidad, coraje y disciplina. Hay que tener en cuenta que liderar depende primero de nosotros mismos, de conocer nuestras fortalezas y debilidades para lograr un crecimiento personal y así profesional. Se trata de estimular la autoevaluación para crear una cultura que propicie la autocrítica positiva, siempre estar dispuesto a aprender y ser agente proactivo del cambio. Una persona en el rol de líder (yo diría que una persona en cualquier rol) debe saber integrar su vida personal-laboral para lograr un equilibrio adecuado entre ambos que lo mantenga sano mental y físicamente. Sólo después de entender y practicar estos aspectos se puede lograr el liderazgo adecuado, el que sabe cuándo aplicar cada tipo de liderazgo -ya que depende de las diferentes situaciones- con humildad pero con disciplina. Liderar no es algo que tenga relacion solo en el ámbito empresarial, tal como dicen los autores Hersey y Blanchard cuando hablan sobre liderazgo situacional, todas las personas hemos de liderar en ciertos ámbitos de nuestra vida y no siempre lo hacemos de la misma manera ya que es importante ser conscientes de la necesaria capacidad de adaptación y habituamiento con la que cuenta el ser humano ante las diferentes exigencias de la vida.

Recién te contaba que aprendí que hay que crear una cultura que propicie la autocrítica, por lo que me gustaría explicarte brevemente lo que esta carrera me enseñó sobre la importancia de la misma. La cultura es todo aquello que identifica a una organización y la diferencia de otra haciendo que sus miembros se sientan parte de ella. Ésta transmite un sentimiento de identidad a los miembros, facilita el compromiso con la misión y visión de la organización, refuerza la estabilidad del sistema social y ofrece premisas aceptadas para la toma de decisiones. Estos patrones de comportamiento que inciden en la cultura, en realidad, se transmitieron a lo largo del tiempo… no se crearon de un momento al otro, tuvieron un tiempo hasta que trascendieron los comportamientos individuales para llegar a ser reconocidos por los integrantes de la organización como supuestos compartidos. Claro está que la cultura debe adaptarse al contexto macroeconómico y social en el cual se encuentra inmersa, adecuándose a la nueva situación por lo que está en constante movimiento y desarrollo al igual que los individuos que están sumergidos en ella.

Y ya que hablaba de individuos podría nombrarte a Mintzberg, otro autor del que no me olvidaré el nombre ya que pudimos conocerlo a través de sus textos a lo largo de toda la carrera. Él plantea que los individuos tenemos cuatro sombreros dentro de la sociedad y da ejemplos sobre esto pero no voy a detenerme en explicar eso sino lo que a mi me quedó de lo que él plantea que es el cómo los individuos mutamos a lo largo del día y de la vida ya que nuestros roles son diferentes en cada ámbito que nos encontramos. Por otro lado, otro autor que a mi me gustó mucho fue Piaget ya que nos explica la importancia de comprender la vida anímica. Él considera que cada persona tiene el poder de darle mayor importancia a una emoción la cual dirigirá su centro de control y ante las diferentes situaciones tenes que elegir con qué emoción decidís enfrentarla debido a que las personas tenemos percepciones diferentes de las situaciones por nuestros modelos mentales, que aprendimos con Senge, y es por eso que existe ambigüedad entre los sentimientos que pueden salir a flote. Claro que Argyris no queda afuera en esta historia y las rutinas defensivas también forman parte del surgimiento de las emociones que expresamos a través de acciones que realizamos de manera inconsciente para protegernos de lo que consideramos amenazas. Siguiendo el hilo de lo que te contaba al comienzo sobre mis miedos a empezar algo nuevo y sola, lo voy a poner como ejemplo para que entiendas lo que quiero decir…el problema está en que, generalmente, lo nuevo y el cambio siempre lo sentimos amenazador por lo que inhibimos el aprendizaje y le cerramos las puertas a nuevas acciones y situaciones. Por lo tanto, la manera ideal de proceder ante un cambio para evitar la resistencia es el consenso ya que todos los que se verán involucrados en el cambio pueden opinar y tener su voto dentro de la decisión para que vivan el proceso en paralelo a que vaya surgiendo y no les genere ese rechazo natural que surge de lo antes expresado al salir de nuestra zona de confort. Por suerte, vuelvo a repetir, pude romper esa barrera y me anime a algo nuevo que hoy me hace sentir gran orgullo.

Quiero volver a las relaciones entre los individuos ya que considero que es lo más importante porque forma parte de nuestra vida diaria. Anteriormente, vimos que las personas pensamos y sentimos diferente por lo que es inevitable a las relaciones humanas que exista el conflicto. Lo vemos en cualquier situación de nuestra vida cotidiana y laboral y tiene una fuerte y negativa repercusión en las personas si no saben verlo abstrayéndose de la situación. Sin embargo, los conflictos pueden tener aspectos positivos como identificar que existe un problema y estimular la iniciativa y creatividad. Además ayudan muchas veces a construir relaciones ya que remueven lo que estaba en “orden” y lo pongo entre comillas debido a que éste es un supuesto del paradigma de la simplicidad y, si vemos la realidad, el paradigma que nos atañe es el de la complejidad en el que el orden y el desorden coexisten.

Si podemos hacer frente en equipo a los conflictos y estar listos para asumir los riesgos que el camino a nuestra visión nos va poniendo adelante vamos a tener un clima organizacional en el que se esté a gusto trabajando ya que dicho clima se manifiesta en las conductas y en los niveles de competitividad, conflicto o cooperación que existen entre los sujetos de una misma organización. Éste es generado por las emociones de los integrantes de un grupo, que unos párrafos más atrás te contaba el cómo influyen, y es fundamental la comunicación entre los miembros de la organización de la forma en que lo planteaba al comienzo de esta carta. Claro está que mantener un buen clima produce un mejor rendimiento laboral.

Ahora sí me siento en condiciones de decirte que todo este camino que atravesé hasta llegar acá me hizo crecer, ya no soy la misma que en octubre del 2010 se sentía víctima de una nueva situación, casi se anota en otra carrera por no estar sola  y se deja llevar por el miedo. Sé que todos los seres vivientes se enfrentan con problemas de decisión pero existen al menos dos posibles formas de actuar (hacerlo o no hacerlo) y estas dos alternativas son excluyentes entre sí por lo que debemos pensar y posicionarnos en el dónde queremos estar para elegir la alternativa correcta. Hoy, soy menos impulsos y más pensamientos, hoy relevo las situaciones antes de actuar (o eso intento), hoy tengo dudas pero no miedo. Creo que estoy lista.. estoy lista para tomar decisiones, tengo muchas herramientas para afrontar la incertidumbre y reducir el porcentaje de riesgos aunque sé que todos los métodos para la toma de decisiones y todas las herramientas solo sirven de ayuda a nuestra inteligencia y sentido común ya que nunca debemos dejar de lado nuestra intuición.

Hoy, 11 de diciembre del 2017, gracias a vos mi querida U.N.T.R.E.F. elijo ser protagonista, elijo ser agente proactivo de las situaciones que me influyen, elijo seguir aprendiendo y creciendo personal y profesionalmente cada día. Termina una etapa pero sé que empiezan muchas más y ojalá que nos volvamos a ver…

 

Atentamente,

Santacroce Lucía

 

Anuncios

3 Respuestas a “CARTA DE FINALIZACIÓN

  1. Lucia, el relato que hiciste complementado con el video, le dio un toque increible al post. La verdad que elegiste una idea muy creativa, en donde desarrollaste una gran variedad de temas de forma clara….

    Todo lo mejor para este nuevo recorrido que comenzo…

    • Que lindo recibir un comentario que me vuelva a llevar a ese momento! Gracias Mariano por tomarte el tiempo de leerme y me alegro que te haya gustado.
      Saludos y éxitos!

  2. Lucia, me sumo al comentario de Mariano. Muy lindo relato, por un momento sentí que lo había escrito yo! En mi caso personal, le hubiese agregado que otra de las cosas que aprendí en la Universidad es que hay que cuestionar todo, hay que informarse, tener diversos puntos de vista y sacar las propias conclusiones. No hay que quedarse con las palabras lindas de un autor, hay que contextualizarlo, entender por qué escribió lo que escribió, en qué circunstancias, y luego tomarlo como herramienta de análisis de otros puntos de vista. A un año de que seas Licenciada, te felicito por todo el esfuerzo y el aprendizaje que lograste, y la capacidad de haber interrelacionado tantos conceptos vistos tantos años de carrera!! Yo llevo 10 años ya y espero lograrlo como vos…
    Te deseo el mejor de los éxitos!! Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s