OBSOLESCENCIA PROGRAMADA: El motor secreto de nuestra sociedad de consumo.


En esta oportunidad quería compartir un documental que trata el tema de la obsolescencia programada.

Cuando hablamos de obsolescencia programada nos referimos a la determinación o programación del fin de la vida útil de un producto, de modo que, tras un período de tiempo calculado previamente por el fabricante durante la fase de diseño del mismo, este se torne obsoleto, no funcional, inútil o inservible.

Me parece interesante ya que el tema propone que nos preguntemos si es viable una economía sin obsolescencia programada, ya que si la gente no compra la economía no crece. Si los productos duran mucho tiempo no hay necesidad de recambio, si un articulo no se desgasta es una tragedia para los negocios y por ende una desventaja económica. Es por eso que la denominada obsolescencia programada o planificada busca acortar la vida útil de los productos para aumentar las ventas a través de compras más frecuentes.

Podemos observar además, como las sociedades están dominadas por una economía de crecimiento cuya lógica no es crecer para satisfacer las necesidades sino crecer por crecer. Podemos ver también, como el capitalismo crea un consumidor insatisfecho, para luego crear necesidades donde no la hay.

En este contexto, el documental nos invita a pensar sobre el tema de la sustentabilidad. Ya que en esta dinámica de comprar, tirar, comprar no se tiene en cuenta las repercusiones medioambientales y las consecuencias que se generan desde el punto de vista de la acumulación de residuos y la contaminación que esto conlleva.

Según lo que plantea este modelo de la obsolescencia programada, considero que aquí hay un problema ético. No es correcto deshacernos  de la mayoría de los productos que compramos porque terminaríamos convirtiendo gran parte del planeta en basura y desechos que no se renuevan con el paso del tiempo. Pero a la vez me pregunto ¿si no consumimos en forma masiva que pasa con las industrias y con el trabajo de la gente? Creo que desaparecerían muchos puestos de trabajo y que este modelo de la obsolescencia programada, busca generar una economía activa a costas del perjuicio del planeta.

 

Guion y realización : Cosima Dannoritzer

Anuncios

4 Respuestas a “OBSOLESCENCIA PROGRAMADA: El motor secreto de nuestra sociedad de consumo.

  1. Agustina, me parece un tema interesante el que planteas y me parece fundamental que todos podamos comprender como sociedad que nuestra cultura que fomenta el consumo no sólo perjudica la economía de los hogares al tener que estar cambiando los bienes por estar obsoletos sino que también, como bien mencionaste, producimos un gran daño a nuestro planeta. Creo que sería bueno que tomemos conciencia de la importancia del cuidado del medio ambiente y de contribuir con el reciclado de la mayor cantidad de basura que creamos.

  2. Si bien, en el mercado hay productos que tienen una obsolescencia programada que esta dada por su vida útil. También existen muchos otros que su duración está determinada en la mente del consumidor, cuya idea ha sido implantada por los marketineros, que tratan de generar como dice el vídeo, “un consumidor insatisfecho con el producto que ha disfrutado” para garantizar sus ventas infinitamente. Sin embargo debemos tener en cuenta que los recursos naturales que tenemos son limitados y es necesario que las empresas tengan una política medioambiental, que por ejemplo, permitan al consumidor devolver los productos y puedan ser aprovechados luego de su vida útil, reutilizando sus piezas o agregando ciertas mejoras a los productos que aún funcionan. Esta propuesta intenta imitar el ciclo virtuoso de la naturaleza donde los residuos de una especie se convierten en alimento de otras, por lo tanto, no existen desperdicios.(Ver post “la economía circular”) Considero que toda iniciativa que tenga como objetivo cuidar el planeta donde vivimos, deberá ser considerada como prioritaria ya que beneficiara la vida de todos lo habitantes.

  3. Agustina, cuando hace unos años leí sobre este tema, se me vino instantáneamente la clásica heladera marca SIAM que tenían mis abuelos cuando era chico y que tuvieron durante más de 20 años funcionando perfectamente.
    Me parece una locura y muy poco ético por parte de este sistema económico (que genera la necesidad de consumo permanente), que con la excusa de la economía activa, este aceptado socialmente que exista la obsolescencia programada en los productos que se producen.
    Me resultó interesante el post y opino que debería ser un tema de debate profundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s