Match Point – Punto para Título


seminario 2

Aquí me encuentro hoy, frente al Match Point del título. Hago un relevamiento y analizo el resultado, veo el contexto, determino cómo llegar a triunfar y ser líder en esta situación. No me pesan las derrotas, sin ellas como amigas no podría tener mi identidad ni haber llegado hasta este lugar.

En los comienzos todo era una nueva aventura, no tenía el control de la situación y la incertidumbre era moneda corriente, las rutinas defensivas se hacían presentes ante las dificultades,  parecía tan largo el camino y tantos los partidos por jugar para que en un abrir y cerrar de ojos no quede más que solo una final.

En las primeras rondas tocaron partidos complejos, algunos han resultado de más interés, pero todos con un grado de nuevos conocimientos o experiencias. Desde aprender métodos estadísticos para obtener resultados medibles, hasta cómo calcular intereses simples y compuestos que me ayuden a tomar decisiones. El primero que movió paredes internas y modificó el programa maestro subyacente fue el partido de teorías de la administración, comenzando a empaparme acerca de las organizaciones, su interrelación con el entorno y sus constantes cambios a través de la historia. Hemos visto durante toda la carrera la importancia, la complejidad y el poder de las comunicaciones, no hay segunda oportunidad para causar una buena primera impresión y Nacho supo lograrlo y generar motivación naturalmente, como un líder carismático lo hace a su equipo de trabajo, fue el primer gran coach. Fueron muchos los profesores con los que realmente se hizo sencillo el aprendizaje, una charla en un pasillo con ellos puede implicar tanto conocimiento como toda una clase,  pasar de lo tácito a lo explícito parece fácil a su lado, son esos momentos en los que parece imposible tirarla afuera o errar una devolución.

A lo largo del recorrido hubo partidos difíciles de ganar, en donde por momentos se pudo atacar y en muchos otros ladillar[1] a más no poder, tirando la pelota para arriba y defendiendo con los escasos recursos que tenía para tales desafíos, escribiendo mucho para rellenar hojas que corroboren con poco las preguntas que debía responder. No siempre se puede pegar perfecto el revés y tirar mil Winners[2] como uno tanto anhela o responder para un 10, pero es clave ante esas situaciones no darse por vencido y aun con limitaciones dejar todo para ganar, la actitud puede ser más que la aptitud y la misma no se negocia para llegar a los objetivos.

Si habré perdido puntos,  si me habré equivocado, si supe ser víctima culpando todo lo que mis ojos veían: el pique, la cancha, el viento, el rival, su estilo de juego… , el tema 1, ¿justo tenía que tomar el ejercicio de programación lineal?,  todo eso es parte de mi historial y esa es mi mejor virtud: aprender de los errores y no quedarme en el camino de conformarme con tan solo haber intentado, contragolpeando cuando te mueven para todos lados y lo único que te salva es la actitud y la perseverancia. Siempre busco la mejora continua a través de la racionalidad, tratando de evitar las cegueras paradigmáticas. Aprendo del entrenamiento duro, teórico o formal y de las charlas, enseñanzas y experiencias con pares y maestros que se abren y brindan su conocimiento con otra perspectiva, desde el aprendizaje informal.

Desde la entrada en calor estoy mentalizado, armo un FODA de mi rival, realizo una planificación situacional y organizo el partido. Busco ser proactivo ante todo, imaginando el encuentro mi modelo mental y yo, reflexionando e indagando lo que puede hacer mi oponente, tratando de no caer en el sesgo de solo ver la pequeña amarilla[3] yendo y viniendo, decidiendo por inercia y haciendo lo que otro espera que haga, debo aprovechar las oportunidades, tengo en cuenta que los recursos son escasos y que puedo crear mi propio futuro.

¿Si llega el triunfo, sería solo de uno? Completamente no, sería  de  la familia que siempre confió en vos, novia y amigos que cuando no sabes cómo seguir te marcan la cancha y son tus piernas y tus manos, los profesores y compañeros que te parten al medio la cabeza, compartiendo y enseñando cosas que nunca creías aprender, rompiendo paradigmas y recreándonos a través de la metanoia con cada nuevo conocimiento adquirido viendo el mundo de una manera diferente. Hemos aprendido la importancia de los vínculos, las relaciones, la forma de comunicarnos  y de las personas que nos rodean. Por todos ellos uno es como es, es un trabajo en equipo aunque lo tilden de individualista.

Asumo los riesgos y voy por todo, mi compromiso es mi mejor compañero y no voy a fallar, tengo todo para ganar y no hay juicios ajenos que considere afirmaciones que lo impidan. Sigo mi propio procedimiento, analizo desde lo complejo y simplifico la acción, qué paradigmas tan diferentes y tan necesarios entre sí.

 No es posible no comunicarse: el axioma que planteó Watzlawick queda perfectamente reflejado, la comunicación analógica delata a mi oponente, está tenso, nervioso y abrumado, me lo dicen sus gestos, postura y expresiones. Todo en el grita miedo sin decir una sola palabra, sabe y se percibe que puedo triunfar. Creo en mis competencias, ellas  crecieron y maduraron al igual que el desempeño a lo largo de esta carrera. Solía arrancar set abajo en todos los partidos, lleno de incertidumbres, inseguridades y miedos, con errores propios tan repetitivos cual trabajador en época Taylorista y con el tiempo  comencé a mejorar y desarrollar la creatividad como trabajando en una Adhocracia.

No puedo descansar con el arquero, irme al córner y hacer tiempo para esperar que el triunfo llegue solo, no son las reglas de juego, me encuentro picando la pelota listo para sacar y jugar el Match Point, ¡Cuantos pensamientos y recuerdos pueden pasar por la cabeza en un segundo! Tengo timing[4] y pulso, en los últimos partidos no hubo fallas en la rueda de control. Las piernas ya no me tiemblan y me viene, entre tantas cosas a la mente, un post que confeccionó un amigo, “es mi tiempo de pasar al ataque”.

En este árbol de problemas las causas y efectos fueron detectados, los objetivos están maduros y los planes de acción organizados y administrados. En la puesta en marcha le doy una capacitación mental a la amarilla, planteándole objetivos y, como si fuese una organización, sabe cuál es su misión y visión para seguir adelante. Flexiono, lanzo,  armo el golpe y voy a impactar. El punto ya está en juego, esperemos que la sinergia  sea más que la suma de las partes y genere el ace[5] que defina este último partido.

 

¿Queda algo pendiente?  Agradecer a quienes fueron parte de esta pequeña historia. Mientras más uno aprende más ignorante se siente, se obtienen conocimientos nuevos día a día ya sea de las glorias como de las penas, de las alegrías y de tragedias que pasamos. Miro adelante, después de mañana será el turno de elegir un nuevo objetivo y continuar mi camino del éxito.

Conclusiones y lecciones aprendidas

En este proyecto valió la pena la inversión de esfuerzo y tiempo,  el cual fue mucho y costó superar y seguir ante momentos difíciles. El periodo de recupero fue en tiempo record y el VAN dio ampliamente positivo, en sus frutos está el aprendizaje de segundo orden, el desarrollo de competencias conversacionales, las experiencias, anécdotas, amigos, compañeros, grandes profesores, futuro y aún más conocimiento, entre tantos otros. Personalmente sé que volveré a invertir mi tiempo y recursos en el estudio y búsqueda de nuevos desafíos y aprendizajes, hoy en día son mi activo más preciado.

[1] Ladillar: hace referencia a jugar un punto  en donde no se tiene el dominio de la situación  pero sí un plan de acción, sabiendo la limitación de los recursos propios en comparación con los del oponente.

[2] Winners: Jugar un tiro ganador en donde el oponente no llega a tocar la pelota.

[3] Se está haciendo referencia a la pelota de tenis

[4] Timing hace referencia en el tenis a tener buenas sensaciones, se suele denominar “sentir la pelota”, poder dirigir la pelota hacia donde uno quiere y dominar la velocidad del partido.

[5] Ace en el tenis significa realizar un saque y que el oponente no llegue a tocar la pelota.

 

Referencias

Bibliografia carrera Licenciatura en Administración de Empresas, UNTREF – 2011 – 2017

 

IMG-20170719-WA0001 (1)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s