“GOT, un sistema de juego”


Desde el primer momento, soy seguidor de la serie televisiva “Game of Thrones”, pero más allá de su historia ficticia de estética medieval, de la lucha dinástica de sus personajes por el control del Trono de Hierro, lo llamativo es el desenlace de cada uno de sus capítulos con un “hook” muy particular, sus giros inesperados que nos deja atónitos, en un estado de desconcierto ante los acontecimientos de la trama, en un escenario otrora tan complejo para analizar y trasladándolo a nuestros días para su caracterización en cuanto a los comportamientos y conductas que emergen de cada uno de sus protagonistas.

Hago énfasis en “GOT”, como podría haber sido cualquier otra serie televisiva actual, porque la interpretación manifiesta de sus personajes como “jugadores” determinan una personalidad, un rol donde cada uno de ellos se desempeña de acuerdo a sus propios intereses, un “juego de interpretación de roles” munido de estrategias que dan batalla a cualquier precio para sostener el poder.

Las decisiones tomadas por cada una de las casas medievales son a expensa de las decisiones que surjan de las otras familias que intervienen en los distintos escenarios, como si ellos supieran que la Teoría de los Juegos es la herramienta que les permite calcular milimétricamente el siguiente “paso”, la próxima “pieza” a mover sigilosamente como si los conflictos se resolvieran sobre un tablero de ajedrez, y que conduzca a un resultado esperado. “El invierno está llegando”, y ellos van tomando los recaudos necesarios.

El argumento nos posiciona dentro de un “sistema de juego” cuyo escenario está compuesto simultáneamente por otros: “Los Siete Reinos, el Muro, y el Este”, cada una de las familias nobiliarias impone sus reglas de nivel interno, a su vez integran un conjunto de normas y reglas que conforman el sistema cuyo objetivo es obtener una serie de resultados, amedrentando de modo siniestro a los débiles señores nobles conjuntamente con sus ejércitos, hasta destruirlos.

GOT es un “juego de roles” complejo, sistema turbulento, donde se disponen de un gran número de reglas dentro de un “sistema de juego” en el cual las interacciones de las diferentes normas complejiza el sistema y el nivel de cada uno de los protagonistas que representan a las distintas casas medievales. Los resultados a obtener de los vínculos y relaciones que acontecen en la novela pueden ser inesperados, imprevistos, como así también incalculable.

“Juego de Tronos” lo podemos caracterizar entonces como un sistema en el que confluyen elementos compuestos de diferentes energías y recursos, cuya variabilidad en alguno de ellos repercute y afecta indefectiblemente a los otros. Pero todo es subjetivo, porque bien sabemos que dentro del mismo existen elementos que difieren en sus propósitos respecto a los demás, lo cual su interacción y desenlace es imprevisible.

Fuente.

www.hbo.com

www.bbc.com

Teoría de los Juegos – John Forbes Nash

Anuncios

Una respuesta a ““GOT, un sistema de juego”

  1. Sergio al igual que vos, miro la serie desde sus comienzos y es muy buena la temática de la misma, que va mas allá de ser una simple serie que busca entretener, en todos los capitulos se ven entramados politicos, como se va desarollando el juego de poder entre los personajes y como se aplica el liderazgo de cada uno de los pilares de la serie. Rescato una frase de la serie que me gusta mucho y se puede ver reflajada constantemente en el ego de las personas que dice: “Por qué siempre los inocentes sufren más cuando ustedes, grandes señores, juegan su juego de tronos?”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s