Redefiniendo el ÉXITO


Se considera éxito a una situación de triunfo o logro en la cual la persona obtiene los resultados esperados y, por lo tanto, se encuentra satisfecha.

La palabra, como tal, proviene del latín exitus, que significa “salida” y el diccionario lo define como “Resultado, feliz y satisfactorio de un asunto, negocio o actuación “.

En este sentido el éxito se asocia al triunfo, y sobre todo con un resultado positivo.

La noción de éxito, no obstante, es subjetiva y relativa, por ello les  propongo pensar el éxito desde otro ángulo.

¿Qué sucede si ese resultado positivo implica un comportamiento indebido o moralmente incorrecto?

Cuando nos orientamos a nuestros objetivos podemos  lograrlos o no, dado que muchas veces, a pesar de hacer todo lo debido para concretar nuestras metas no obtenemos los resultados que deseamos. Esto se debe a que existen factores externos que no controlamos y que inciden de manera directa en  esos resultados. En consecuencia, los resultados pueden ser satisfactorios o insatisfactorios independientemente de nuestro comportamiento.

Ahora bien, los que si podemos controlar son las acciones  que realizaremos con el fin de obtener nuestros objetivos. En esta instancia intervienen nuestros valores, que juegan un papel relevante, ya que definen  la manera en la que procedemos.

Son nuestros principios morales y éticos que garantizan que las acciones que realizamos para conseguir lo que nos proponemos, estén  fundadas en la integridad.

La integridad es la que brinda esa paz interior que nos permite sentirnos exitosos más allá de los resultados. Es la que nos permite lograr nuestros objetivos sin tener que negociar nuestros valores.

En tal sentido, el éxito no debería considerarse como el resultado o meta  al final del camino, sino como el modo en el que recorremos ese camino. Exitosa no es la persona que gana todas las batallas, exitosa es aquella persona cuyo comportamiento refleja su integridad.

Si pudiera redefinir el concepto de Éxito utilizaría la definición que formula Fredy Kofman en su libro “La Empresa Consciente: cómo construir valor a través de los valores”:

“El éxito radica en la coherencia entre nuestras acciones y nuestros valores, aunque a veces implique no ganar”

Anuncios

Una respuesta a “Redefiniendo el ÉXITO

  1. Brenda, es muy interesante este tema. Vivimos en una sociedad en la que parece que la valoración que se hace de las personas depende de las “victorias” que estas poseen. Esto se ve en muchos sectores, como el deporte, donde no se analizan proyectos, sino resultados; o más aún en las publicidades televisivas, que nos muestran la imagen del éxito siempre ligada a algún producto o a tener más dinero. Replantearse qué es el éxito también implica pensarse a uno mismo como integrante de una sociedad, las relaciones que creamos, cómo convivmos con los otros y cómo esto impacta en los demas, ya que cada uno debe también plantearse si se rige por el dicho “el fin justifica los medios” para ser exitoso o no, e incluso si el éxito logrado es para mí mismo o simplemente aparentar ser una persona exitosa.
    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s