Tiempos Modernos


En esta oportunidad me pareció oportuno recodar las primeras teorías vistas en Administración.

Es en este sentido, es que les propongo ondar en los tres sistemas de organización del trabajo  – Taylorismo, Fordismo y Toyotismo –

En primer lugar analizaremos al taylorismo y al fordismo, lógicas de producción enmarcadas en lo que se conoce como organización científica que implica el estudio pormenorizado de los tiempos y movimientos del trabajo.

Frederick Taylor: considerado el padre de la Organización Científica del trabajo, su preocupación radicaba en la organización del método para el eficaz desarrollo de la producción.  A diferencia de Fayol, que estudiaba la dirección y el gobierno de la organización, Taylor se preocupa por el aspecto operario de ésta.

El principal aporte de Taylor radica en la parcialización que realiza del oficio, hasta entonces propiedad del obrero que determinaba los tiempos y procedimientos para el desarrollo de un bien.

Esta organización de la producción radicaba en maximizar el rendimiento industrial y, para ello, sostenía que era preciso alterar la organización de la producción e incorporar tecnología a la misma. Para ello, fragmentaba el desarrollo de un bien en gestos parciales, en tareas simples que coordinadas y cronometradas por la patronal daba como resultado un producto completo con una mayor eficacia en el uso del tiempo. Así se dividían las tareas del proceso entre diferentes obreros no especializados, puesto que no era preciso tener el conocimiento para desarrollar el todo sino la parcela laboral del total.

imagen 1Esta división sistemática de las tareas, maximiza la mano de obra, la maquinaria y herramientas. Las secuencias eliminan tiempos ociosos y racionaliza el trabajo.

En conclusión, este proceso tiene varias implicancias para el desarrollo posterior de la organización moderna del trabajo:

  1. configura en tareas específicas el total de la producción de los bienes;
  2. cambia las condiciones de extracción del plusvalía y alarga la duración del trabajo;
  3. introduce el cronómetro sentando la piedra angular para la posterior producción en masa;
  4. reconfigura la masa obrera, constituyendo al obrero-masa y alterando las bases del sindicalismo; y finalmente,
  5. reconfigura la lógica de la fábrica incrementando la productividad.

Fordismo: Se conoce como fordismo a la lógica de producción basada en la cadena de montaje, que favorece la ilusión del movimiento continuo dentro de la fábrica.

Henry Ford:  introduce en su primera fábrica de automóviles la cinta transportadora, ampliando las teorías taylorianas de la parcelación del trabajo y llevando los principios de la Organización Científica del trabajo a la producción a gran escala.

En 1908, Ford establece su primera fábrica, en la que sólo se produce el Ford T introduciendo en ella una novedad: la línea de montaje. ¿Cómo desarrolla Ford esta idea? Para construir la línea de montaje se basa en las ventajas del transportador de cinta, que traslada las piezas a los puestos de los obreros que se encuentran quietos. Se construye una cadena de montaje móvil que marca el ritmo a los obreros, eliminando tiempos muertos. La velocidad está dada por la cadencia del transportador.

imagen 2.png

A diferencia de Taylor, Ford considera que la expansión de la producción tiene que estar sustentada en una ampliación del mercado. Uno de los mecanismos que se utilizarán en las fábricas Ford será el salario como estímulo al trabajo y como fomento al consumo. Se instaura la política conocida como five dollar day.

Con la estandarización de los métodos tayloriano y fordiano en las grandes industrias, configura la producción en masa.

El toyotismo: Para la forma de organización como la de Toyota, la innovación en la gestión de trabajo y el control interno, serán sus pilares. El procedimiento utilizado radica en el principio de Justin Time que favorece la calidad y respuesta rápida a demandas particulares, poniendo en marcha la fábrica como resultado del requerimiento. Este tipo de producción permite la diversificación y variedad de productos y su éxito radica en la correcta coordinación e integración de los proveedores en el momento y cantidad justa al proceso de producción, la gestión y organización del trabajo organizado (con capacidad de reorganización) y la entrega en tiempo y forma, evitando así el almacenamiento.

Entre algunos principios que podemos enunciar se destacan:

  1. adaptación inmediata
  2. supresión o reducción de los stocks
  3. automatización de la producción
  4. promoción de trabajos en grupos
  5. mejoramiento en los estándares de calidad.
  6. mejoramiento de la coordinación

imagen 3.png

Ahora bien, considero que no hay mejor forma de explicar  lo expuesto que la película “Tiempos Modernos”. Se pueden observar escenas que ilustran las características de los modelos taylorista y fordista.

Tiempos Modernos es un largometraje escrito, dirigido y protagonizado por Charles Chaplin en el año 1936. El film invita a reflexionar sobre la Sociedad Capitalista del ayer, del hoy y del mañana, y de las posibilidades de un cambio social

La crítica a los métodos de trabajo y producción es evidente en el film: cada escena representa el avance de la tecnología en detrimento de la salud mental “alienación” de los trabajadores –y muchas veces también de la misma productividad-.

El Film de Chaplin es una crítica, a través de una sátira, al sistema capitalista y al Conflicto de Clases, resultado de la revolución tecnológica industrial.

La película muestra cómo nos volvimos esclavos de nuestros propios inventos, nos hemos vuelto dependientes de muchas maquinas que intervienen a diario en nuestras vidas, inmersos en un mundo consumista que nos domina, en donde la tecnología invade nuestra forma de pensar y nos limitamos a que una máquina, piense por nosotros.

Chaplin generó una obra maestra que refleja claramente que para insertarse en la Sociedad, al hombre le es necesario vender su tiempo, su capacidad y fuerza,  cambio de un salario que no logra satisfacer las necesidades y deseos que el Mercado genera.

Bibliografia:

  • CORIAT, Benjamín. (1997). El taller y el cronómetro. Ensayo sobre el taylorismo, el fordismo y la producción en masa
Anuncios

Una respuesta a “Tiempos Modernos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s