Es mi tiempo de pasar al ataque


 

Hay un momento en el que le decimos basta a la rutina. No es simple, al contrario, es un momento de caos en el que cansados de siempre lo mismo, tomamos la decisión de cambiar de rumbo. Esto es lo que le paso a López, el personaje del cuento. Siempre había cumplido su rol ,el cual no le desagradaba, sabía lo indispensable que era para el equipo aunque este no siempre se lo demostrará.

Un día dijo basta, quiso pasar al ataque. -¿Porque no? se habrá preguntado, esa duda se hizo general y así fue como la tomo la decisión de lanzarse al ataque. Salió de su posición, se empapo del miedo y comenzó avanzar. No sabía que iba a pasar, como podría saberlo, el nunca antes había hecho esto pero estaba motivado por lo desconocido de esta nueva aventura.  ¿Cuánto tiempo le tomó esta decisión? Eso solo él lo sabrá, quizás un segundo o quizás una eternidad. Esas decisiones son tan personales, que nadie con en otros botines puede siquiera imaginarla.

 Pero así fue, López salió de la defensa y paso al ataque. Que motiva a alguien a buscar nuevos horizontes, muchas veces creo que es la falta de cambio o motivación en su trabajo diario. Básicamente nos cansa la rutina, nos gustan los nuevos desafíos pero nos atemoriza ir a por ellos. Tenemos hambre de cambio pero miedo a intentarlo y fracasar (ver “LA ANALOGÍA DEL TIBURON” de  alejandrabelenramos).

Lo nuevo no es malo, el cambio es algo que sucede, nos asusta y llama la atención a la vez. Lo detestamos y lo amamos al mismo tiempo, no nos gusta salir de nuestra zona de confort pero nos encanta el riesgo de navegar por lo desconocido. No es cierto que la gente no quiere el cambio, aunque es verdad que le tenemos miedo muchas veces y que eso nos paraliza. Pero hay que ver lo lindo de descubrir algo nuevo.

La sorpresa solo está presente en la primera vez y por lo tanto deberemos salir a la búsqueda otras primeras veces. Esto nos demandara nuevas capacidades, aprendizajes, relaciones con nuevos personajes y mucho esfuerzo. No va a ser fácil ir hacia lo desconocido, nunca lo fue, pero descubrir algo nuevo genera una sensación hermosa. Termino mi relato con el ultimo fragmento del cuento de Sacheri, que describe esta sensación mucho mejor de lo que yo podría.

 “Lo inolvidable, lo sagrado para mí, que estuve presente en la noche final en que López decidió cortar la soga, es su imagen al volver desde el área contraria. Sereno. Feliz. Altivo. La camiseta fuera del pantalón. Las medias bajas. El barro en las pantorrillas. Y una mirada absorta, emocionada, enternecida en la intuición de su libertad recién alumbrada. Una mirada sin destino fijo, apoyada en todo caso en un punto cualquiera del horizonte; de esas que los hombres sólo usan para mirarse a sí mismos.” Eduardo Sacheri.

Anuncios

4 Respuestas a “Es mi tiempo de pasar al ataque

  1. Ale me gusto mucho tu post, sobre todo porque marca que siempre es posible dar un paso mas e ir “al ataque” aunque eso nos de miedo. Ahora que estamos a pasos de finalizar la carrera, va a ser nuestro tiempo de ir por primera vez hacia el cambio, hacia lo nuevo, pero siendo licenciados, lo cual tambien creo que nos asusta un poco, pero a la vez nos da una mayor confianza en nososros mismos.

  2. Muy bueno el post Ale, es cierto lo que decís “Lo nuevo no es malo, el cambio es algo que sucede, nos asusta”, pero creo que es cuestión de enfrentarlo, de asumir los riesgos en lugar de quedarte con lo que tenes sin probar algo que puede resultar mejor.
    Continuando con el tema del deporte que se que te gusta, te dejo un link de una carta que escribió Dani Alves jugador de Juventus antes de jugar la final, creo que es un gran ejemplo de superación, de enfrentarse a cambios bruscos y situaciones adversas y donde sin embargo termina obteniendo buenos resultados.
    http://somosinvictos.com/2017/06/01/lectura-obligatoria-la-carta-que-escribio-dani-alves-a-unos-dias-de-jugar-fina-champions-su-secreto/

    • Seba, muy bueno lo del Señor 4, Dani Alves …. “Y dije: “me van a extrañar”.

      No lo dije como jugador. Barça tiene muchos jugadores increíbles. Lo que quise decir fue que iban a extrañar mi espíritu. Ellos iban a extrañar el cuidado/atención que ponía en el vestuario. Iban a extrañar la sangre que derramé cada vez que me puse la camiseta.” Esta parte es increíble.

  3. Leí la carta de Dani Alves, el cuento de Eduardo Sacheri y el post de Alejandro Rossa. Este trío de acciones me suena a “Plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro”. Linda la metáfora de “pasar al ataque” teniendo en cuenta que el empate -como sinónimo de no intentarlo- es, desde mi punto de vista, el peor resultado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s