El ultimo Orejón del Tarro


Estamos acostumbrados admirar a grandes líderes que con el paso del tiempo agigantan sus logros y su historia. Obviamente se corean los nombres de aquellos que son los mejores en su actividad, los periodistas los entrevistan, las revistas especializadas analizan sus extraordinarias habilidades y en las conversaciones de bares sus nombres se mencionan repetidas veces. Hay muchos ejemplos de estos personajes, Federer, Jordan, Maradona,  Messi, Einstein, Borges, Steve Jobs por nombrar algunos. Es cierto que todos estos hombres también generan detractores, algunos más que otros. Más allá de esa oposición se los reconoce a cada uno de ellos, en sus respectivos campos, como miembros del selecto grupo de los mejores.

No busco quitarles méritos a estos extraordinarios personajes de la historia y la actualidad, pero quiero hablar sobre algo que no siempre se menciona, la idea que busco desarrollar es que ellos nunca estuvieron solos en todas sus hazañas. En sus mayores logros siempre tuvieron el apoyo de algún compañero o amigo, que les dio una mano, un consejo o simplemente les presto un oído. Muchas veces olvidamos lo importante del equipo, la famosa frase “ganamos o perdemos todos” pasa de largo en muchas ocasiones.

Los equipos están compuestos tanto por sus mejores exponentes, como por el ultimo orejón del tarro. Aquel que siempre fue suplente, que realiza su trabajo desde las sombras y que nunca pide reconocimiento. Él sabe que su trabajo es poco valorado por muchos de sus compañeros y por quienes miran desde afuera, pero que esto no le interesa, sabes quienes es él y lo que le aporta al equipo.

Este personaje que denominamos el “último orejón de tarro”, es el padre de la derrota y parte del decorado en las victorias. El aporte de cada uno por mínimo que sea debe ser valorado, un equipo es un todo que enfrenta los desafíos como un solo. En las desventuras de los equipos buscamos culpables, para escaparle a la responsabilidad. Con esto no quiero decir que no existan responsabilidades, por supuesto que las hay y habrá mejores y peores rendimientos en un grupo. Pero lo que quiero resaltar es el espíritu del equipo y que entendamos que estamos todos juntos en esto, desdés el mejor hasta el peor de los nuestros.

El 8 de marzo del 2017, se dio el partido de vuelta entre el Paris Saint Germain y el Barcelona. En el partido de ida había ganado el PSG 4 a 0 y el Barcelona para pasar de fase debía ganar por una diferencia de 5 goles. Algo imposible para cualquier equipo, pero difícil para un equipo como el Barça que cuenta, junto con el Real Madrid, con los mejores jugadores del mundo. Aun así, la tarea era complicada y en definitiva lo fue. A los 50 minutos, el Barcelona marcaba su 3º gol, de penal de Messi. Lo que parecía una remontada histórica se vio demolida por un gol de Cavani para el PSG en el minuto 62. Este gol parecía que daba por terminada las aspiraciones del Barcelona de acceder a los cuartos de final, pero la historia se escribe de otra manera. Dos tantos de Neymar volvieron a poner al Barça en partido, necesitaban un gol más a falta de 4 minutos para el final del partido. En el quito minuto del agregado, Sergi Roberto alias “el ultimo orejón del tarro” marca el gol que le da la clasificación al Barcelona. No exagero si digo que Sergi Roberto tiene menos gol, que una partida de ajedrez, pero eso no lo iba a detener en ese su día. Pico a la espalda de una defensa, que buscaba salir rápido para inhabilitar a los jugadores rivales y definió anticipando al arquero.

Hay momentos en los que el miembro más débil de tu equipo es quien los “salva” a todos. Por un momento dice, con fuego en sus ojos, “déjenme esto a mí”.  

“No preguntes qué puede hacer por ti el equipo. Pregunta qué puedes hacer tú por él” “Magic” Johnson.

Anuncios

2 Respuestas a “El ultimo Orejón del Tarro

  1. En este caso en particular el último orejón del tarro no quedo como parte del decorado de la victoria, te felicito por la temática.

  2. Ale hace mucho no cursaba con vos una materia, y la verdad poder encontrarte en seminario II, fue muy bueno para mi,y tener la posibilidad de leerte es buenísimo. Me encanto el post, y como vos marcas, creo que esos integrantes que muchas veces pasan desapercibidos en las victorias y son muy criticados en las derrotas, son en la gran mayoría de los casos el sostén de sus equipos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s