La analogía del Tiburon


 

tiburones

¿Sabías que los tiburones no pueden dejar de nadar, por que si se detienen, se hunden y mueren por asfixia?

Hay dos razones por las que los tiburones no deben dejar de nadar. Ni siquiera para descansar.

Primero los tiburones no tienen vejiga natatoria, que es una especie de “flotador” interno, un órgano hidrostático que existe en otros animales. Es como una bolsa de aire, cuando la vejiga se llena de aire, los peces flotan en las zonas más cercanas a la superficie. Así que los tiburones no pueden flotar.
Y segundo, el mecanismo de respiración de los tiburones consiste en mantener la boca abierta mientras nadan. De esta manera, el agua cargada de oxígeno pasa por sus branquias y así puede llegar a la sangre mediante un eficiente mecanismo de intercambio. Pero si se detienen, no pueden bombear agua a las branquias para poder respirar.

Estas dos características son responsables de que los tiburones tengan que estar nadando de por vida, por que si no lo hacen, se irían al fondo y morirían ahogados al no respirar oxígeno.

En la actualidad vivimos en tiempos en los que la única constante es el CAMBIO: cambio en condiciones ambientales, cambios en la política mundial, cambios de gobiernos que delimitan nuestra economía personal y nacional, cambios en las estructuras organizacionales, cambios en los modelos de negocios, cambios de paradigmas…

 

Ante tantos cambios resulta inevitable repensarnos introspectivamente… Ya no resulta suficiente con los conocimientos que tenemos porque el dia de mañana resultaran obsoletos. Ya no resulta suficiente sentirnos satisfechos con nuestro éxito personal, porque eso que nos resulto en el pasado, puede no resultarnos en el futuro. Ni siquiera podemos imaginarnos una carrera a largo plazo en una organización o en una actividad especifica, porque en cualquier momento pueden cambiar las condiciones que benefician ese negocio y debamos “salir corriendo” a buscar un nuevo trabajo.

 

En este contexto quizás la mejor alternativa sea convertirnos en tiburones, y estar en constante movimiento para evitar hundirnos.  Tal vez resulte incomodo salir de nuestra zona de confort, y vernos obligados a adquirir nuevos conocimientos, estar atentos a nuevas tendencias, imaginar el futuro con otras condiciones, dejar de sentarnos en nuestros logros para mirar al futuro con una visión proactiva. Pero es nuestra obligación como profesionales ser parte del entorno y actuar en consecuencia.

En tiempos de caos y cambio permanente, parece ser la mejor alternativa para sobrevivir y salir victoriosos la actitud de mantenernos siempre en movimiento.

Como dijo alguna vez Enrique Galvan: Bendito sea el caos, porque es síntoma de libertad

 

Fuente http://www.planetacurioso.com/2016/03/07/sabias-que-los-tiburones-no-pueden-dejar-de-nadar-por-que-si-se-detienen-se-hunden-y-mueren-por-asfixia/

 

Anuncios

4 Respuestas a “La analogía del Tiburon

  1. Coincido totalmente. La única forma para sobrevivir sobre todo una organización es adaptarnos a los cambios, por que de otra manera “nos hundimos”. En la actualidad enfrentamos la complejidad y la incertidumbre, por eso “debemos mantenernos en movimiento”.

  2. Esta muy bueno lo que planteas ale, en reiteradas ocasiones nos terminamos “Convirtiendo en Tiburones” para no hundirnos, estaría bueno también que las organizaciones tuvieran la estabilidad de permitirnos convertirnos en una raya o un pulpo, siguiendo con el juego de palabras. Que podamos decir el cambio y no cambiar por que nos hundimos. Lo que vos desarrollas pasa mucho en la empresa en la que trabajo, hay que cambiar por si no te hundís, pero esto genera que muchas veces cambios por necesidad y totalmente convencidos del cambio.

    Me gusto mucho el post, saludos

  3. El título de la nota es prometedor y dan ganas de leerlo. No sabía que los tiburones estaban siempre en movimiento, con lo cual también aprendí con la lectura del texto. El paralelo que trazaste con el contexto volátil, incierto, complejo y ambiguo (conocido como ambiente “VUCA”) que estamos atravesando es otro punto interesante para seguir profundizando.

  4. Ale.. Genial el análisis!! En un escenario global como el actual, donde todo es cambiante, donde la tecnología evoluciona constantemente, donde el mundo está interconectado, no hay tiempo que perder, por lo que las organizaciones deben ser es capaces de reaccionar rápidamente y enfrentarse al cambio, es indispensable que estén en movimiento, convirtiendo los cambios en oportunidades. Siguiendo la analogía planteada, las organizaciones deben también ser ágiles, veloces y decididos como los tiburones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s