“El arte de No juzgar”


por-que-juzgamos-a-los-demas

El acto de juzgar lo tenemos tan incorporado en nuestros hábitos diarios que ni siquiera nos percatamos de ello. Basta solo una imagen, una actitud, una frase que oímos o algo que simplemente nos contaron, para que nos hagamos una opinión acabada sobre las personas. Y no solo esto, sino que nos damos el lujo de transmitir al resto nuestras opiniones no fundadas…. Como si fuera tan simple conocer a las personas y tan barato emitir juicios de valor infundados!

Se dice que cuando juzgamos estamos hablando mas de nosotros mismos que del resto. Pero independientemente de los motivos que nos lleven a realizar este acto, tan inevitable, me gustaría reavivar el concepto de “Empatia”:

La empatia trata sobre la capacidad de ponerse en el lugar del otro, de escuchar lo que tiene para contar y hacer el esfuerzo de ponernos en sus zapatos. Por mas simple que parezca el concepto, la realidad es que nos cuesta demasiado convivir en cualquier tipo de organización ejercitando la empatia.

Y lo verdaderamente importante de ejercitar la empatia, es que reconocer que vivimos en una condición de aprendizaje constante nos devuelve la humildad. Es así como podemos encontrarnos trabajando en equipos con personalidades muy distintas, con historias de vida completamente diferentes, con características casi incompatibles y con quienes podemos abrirnos a lo desconocido, dejar de lado los prejuicios y enriquecernos como personas y profesionales.

Los equipos en los que encontramos personas bien diferentes, con formaciones distintas, con caracteres opuestos, y hasta con otros tipos de sentidos del humor , son aquellos de los que se obtienen mejores resultados, y de los que tenemos mas para aprender…

Después de todo, y citando a Henry L. Doherty:” Supera la idea de que solo los niños deberían pasar su tiempo en el estudio. Se un estudiante mientras aún tengas algo que aprender”.

 

 

Anuncios

Una respuesta a ““El arte de No juzgar”

  1. Me gustó mucho tu post Ale, creo que este concepto esta muy desvalorizado en algunas organizaciones. En mi experiencia personal, esto se ve más claro cuando nos paramos del lado del cliente. por lo general, siempre se tiende a despacharlo lo más rapido posible para no perder tiempo. Muy pocos empleados logran ponerse en su lugar y tratar de solucionarles los problemas como corresponde, brindandoles la atención que se merece.
    Por otro lado,dentro de la organización, muchas veces no poner en práctica este concepto puede conducir al acoso laboral (mobbing) deteriorando la salud de las personas, volviéndolas cada vez mas vulnerables ante los prejuicios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s