Gestionando el Fracaso


Me gustaría compartir una nota que me llevo reflexionar sobre  el fracaso, la importancia de gestionarlo y su incidencia en el aprendizaje e innovación.ed1b5a6fe36b7a6e9242e493dd060a47_Me levanté, sigo adelante, esto es lo que aprendí__ las empresas que celebran su fracaso – 29.03

El disparador de la presente reflexión surgió a partir de la historia de un joven analista, quien a través de su experiencia nos trasmite un mensaje sobre  la importancia de seguir adelante frente a situaciones no deseadas, e incluso describe  dicha situación como el mejor fracaso de su vida.

A modo de análisis, se puede ver como al contar su experiencia adopta una postura optimista ante un fracaso, donde asume su responsabilidad,  alejándose de una postura de culpabilidad, decidiendo asumir el rol de protagonista y no de víctima. Entiende en algún punto que ese fracaso fue una fuente de aprendizaje para él y  asimilo que gestionarlo fue el principio de su éxito.

En general tendemos a pensar que solo el éxito es bueno, por ello aspiramos al éxito y tememos al fracaso, el éxito nos da satisfacción, en tanto el fracaso nos da vergüenza.

Es necesario que dejemos de pensar en el fracaso como algo negativo y comencemos a verlo como un feeedback, ya que si algo no sale como esperábamos o como  queríamos es una buena oportunidad para aprender e intentar cambiar lo que no deseamos para convertirlo en el logro que queremos.

Es importante resaltar que el fracaso es inherente al ser humano, y  las empresas al ser gestionada por personas, no son la excepción.

En esta misma línea, la gestión del fracaso se vuelve un tema fundamental en el ámbito de los negocios.

A nivel organizacional el fracaso no solo es un limitante para el aprendizaje, es además un condicionante para la innovación. En un entorno cambiante, de alta competitividad, como el actual, las organizaciones requieren capacidad de innovación para atender las exigencias y expectativas del mercado. Frente a esto, es necesario arriesgarse tomando decisiones, que en muchas ocasiones ayuda  para alcanzar el éxito, y en otras el fracaso.

En la nota adjunta se detalla la experiencia de organizaciones que descubrieron que compartir sus fracasos resulta más valioso que compartir sus éxitos, encontrando de alguna manera la forma de celebrar sus fracasos.

Por ello, las empresa deben estimular una cultura en la cual las fallas sean materia prima para el aprendizaje, donde los empleados confronten los errores y encuentren oportunidades de mejora, reduciendo al mismo tiempo la probabilidad de que dichos errores se repitan. Se requieren empresas en  las cuales las personas entiendan  que el fracaso es inevitable, y analicen profundamente sus causas para salir de él con proyectos más fuertes y sólidos. Peter Sengre, hace referencia a este tema y sostiene que estas organizaciones que aprender a aprender, son organizaciones inteligentes.

Sengre, en su obra “La quinta disciplina” define a las organizaciones inteligentes como espacios en donde las personas aprenden creando nuevos resultados; como instituciones que aprenden permanentemente, y que mediante sus aprendizajes logran adaptarse de manera constante a los entornos cambiantes de los que forma parte, que resulta una factor clave de su éxito.

En consecuencia, minimizar el fracaso resulta  una conducta responsable e inteligente, que permite que nuestras emociones estén a salvo para seguir adelante con seguridad y confianza, aceptando nuestra realidad, dejando  de lado las connotaciones negativas que este término trae  aparejado y reconociendo que es una parte vital para el aprendizaje

Para concluir, comparto una frase que en muchas ocasione me llevo a reflexionar sobre este tema  y me ayudo a seguir luchando por mis metas a pesar de las circunstancias…

…”Hemos sido educados bajo el precepto que el fracaso es lo opuesto al éxito, cuando en realidad el fracaso es parte del éxito”…

Anuncios

Una respuesta a “Gestionando el Fracaso

  1. En la empresa donde trabajo, un valor que existe es la tolerancia medida al fracaso. Medida en el sentido que tampoco una organización puede funcionar si todos sus colaboradores viven fracasando, medida para promover la creatividad y salir de la zona de confort. Y como muy bien decis vos el fracaso debe sevir de feedback positivo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s