Fracaso


Según el diccionario el fracaso es un resultado adverso en una cosa que se esperaba sucediese bien, hasta ahí no parece nada muy terrible. Pero en la argentina en particular, vemos el fracaso como una tragedia, más si de deportes hablamos. Si fracasamos en algo nos sentimos los peores del mundo y nos avergüenza esta condición, hasta nos cuesta ver nuestro reflejo en el espejo.

Soy un argentino más y por lo tanto me sorprendo al ver que en otras latitudes del mundo el fracaso no es tan terrible como acá. Alemania perdió 3 mundiales en los que era uno de los candidatos y nadie dijo que era un fracaso, pero en argentina se pierden tres finales y se desecha todo para comenzar de cero.

Pero porque esto sucede de esta forma y en otros lados no, considero que se debe al carácter de absoluto que se le da al fracaso en la argentina. Aquel que falle en cualquier ámbito de la vida, se convierte en ese instante y hasta el fin de los tiempos en un “fracasado”. Aquí se le incorpora a la persona tal condición porque no pudo llegar a un objetivo, en otras palabras, todos los argentinos somos fracasados bajo esta lógica. Nadie puede haber llegado a todos los objetivos que se propuso, sin por lo menos fracasar una vez.

Entonces expuesto esta teoría de que aquel que falla una vez, se transforma en un “fracasado” para toda la vida, le tenemos pánico fallar y buscamos llegar al objetivo a cualquier costo. El fin justifica los medios, no tanto para llegar a la meta, sino para no caer en el horrible grupo de los “fraca”. Los miembros de este grupo son ridiculizados y mirados con desdén desde una supuesta superioridad de aquel que cree que nunca perdió. Aquí el otro tema que quería abordar, hay personas que han realizado un “sistema de amnesia selectiva” para olvidar sus derrotas y así entrar en el mundo de los éxitos (leer ¿Que es el ÉXITO?). Desde este “olvido”, obtienen la capacidad de juzgar a quienes fallan y ubicarlos en este maravilloso grupo del cual soy parte, el grupo de los perdedores.

Ginóbili contó que el título de la NBA logrado en el 2014, fue posible gracias a un fracaso. La derrota con Miami Heat en las finales del 2013, fue un aprendizaje y un impulso para el título obtenido el año siguiente. Ginobili es argentino y no ve el fracaso como algo definitivo, en cambio puede utilizarlo justamente para mejorar. Por lo tanto, ver al fracaso como definitivo no es una cuestión genética presente en todos aquellos nacidos dentro de la republica argentina, pero si es una actitud que abrazamos.

Valoremos las derrotas, no son tan malas como nos hicieron creer, se los dice alguien que de perder sabe y mucho.

Nunca confundas una sola derrota con una derrota final. F. Scott Fitzgerald.

Anuncios

2 Respuestas a “Fracaso

  1. Ale comparto totalmente todo. Debemos aprender a respetar los procesos en todos los ámbitos, y considero que las cosas no salgan como uno quiere o no poder “triunfar” es una parte del aprendizaje.

  2. Excelente post, en Argentina tendemos a condenar al fracaso produciendo que cada vez que queramos arriesgarnos a hacer algo nuevo temamos a fracasar, y no lo intentemos. Y muchas veces también no se nos reconocen los aciertos, haciendo que una persona dentro de una empresa se sienta desmotivada, ya que lo único que le remarcan son las equivocaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s