DESPLAZAMIENTO DE LA CARGA


En este post lo que busco es aplicar el concepto de desplazamiento de la carga en una situación cotidiana, particularmente en las finanzas personales.

Peter Senge define al arquetipo del desplazamiento de la carga de la siguiente manera, “un problema subyacente genera problemas que reclaman atención. Pero el problema subyacente es difícil de abordar, porque es engorroso o porque es costoso. Así que la gente “desplaza la carga” del problema a otras soluciones, arreglos bien intencionados y fáciles que parecen muy eficaces. Lamentablemente, las soluciones fáciles solo aplacan los síntomas y dejan intacto el problema subyacente. El problema subyacente empeora, inadvertido porque los síntomas aparentemente desaparecen”.

Yo me encuentro trabajando en una entidad financiera, y esta situación se presenta a diario, muchas personas buscan solucionar sus problemas económicos con una tarjeta de crédito, cuando en realidad lo único que logran es “desplazar la carga” a un momento futuro. Con esta estructura se genera lo que Senge llama un proceso reforzador, por los efectos laterales de la solución del síntoma.

Al solucionar el síntoma, se dejan de buscar soluciones para el problema de fondo, que es la falta de ingresos o el excesivo gasto. En los meses siguientes las personas se encuentran con que tienen los mismos ingresos, pero aumentaron los gastos por las posibilidades que brinda la financiación de las tarjetas además del costo que estas tienen.

La próxima “solución”, es buscar más financiación, utilizando la posibilidad que da el banco de pagar solo una porción del saldo -pago mínimo- volviendo a desplazar la carga, pero generando nuevos efectos laterales que son la generación de importantes intereses, además de acumular la deuda para el siguiente mes, situación que de no aumentar los ingresos y manteniendo el nivel de consumo no se puede sostener por mucho tiempo. Se genera un círculo vicioso.

Es acá donde entra en juego el proceso compensador, que en este caso va a ser el banco cortando la posibilidad de financiación hasta tanto se realicen los pagos, o en casos más graves llegar a una situación de morosidad.

A modo de conclusión aconsejo no realizar pagos mínimos en la tarjeta de crédito, tener en cuenta los altísimos intereses que esto genera, y en caso de hacerlo, que sea cuando existe la posibilidad de aumentar los ingresos para los siguientes periodos, de modo que se pueda cancelar la deuda y no entrar en círculos viciosos que llevan a reducir el poder adquisitivo en lugar de aumentarlo.

“No solucione síntomas. Las soluciones que abordan los síntomas y no las causas fundamentales del problema a lo sumo brindan beneficios de corto plazo.” Peter Senge

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s