Sé el nuevo GRAN DT: armá ya tu equipo


Generalmente solemos hablar de liderazgo en función de la actuación de este tipo de actor social dentro de las empresas y en cuestiones referentes a los negocios. Ahora bien, viéndolo desde otra perspectiva todos los fines de semana somos espectadores de una serie de partidos de fútbol donde ante determinados resultados nos cuestionamos el rol de quién dirige al grupo de jugadores: el director técnico.

La figura del director técnico engloba una serie de responsabilidades y características que nos hacen pensar en esta persona como un líder natural de su equipo. Siguiendo este pensamiento podemos tomar muchas de las prácticas de estos personajes para emprender o enriquecer nuestro propio liderazgo, estas estrategias son de gran utilidad para liderar grupos de personas que deban llevar a cabo trabajos de equipo en sus puestos de trabajo.

Sabemos que la principal función de los líderes es gestionar y desarrollar personas, lo cual no es una cuestión menor, por lo tanto apoyándonos en las experiencias de algunos directores técnicos podemos establecer ciertos rasgos que debe poseer quien ocupe este rol para generar confiabilidad (sumamente necesaria para fomentar la credibilidad del equipo en el DT):

  • Profesionalismo: Responsabilidad y disciplina, estas atribuciones van de la mano. Dar siempre el máximo de entrega posible, a partir de un fuerte compromiso que establecemos tanto con el equipo como con los objetivos a alcanzar. Comprende asimismo, no relajarse en el éxito y ser exigente de una forma sana (no abrumadora). Poseer siempre mentalidad ganadora y transmitir dicho espíritu.
  • Predicar con el ejemplo: Como líderes debemos dar directivas a través de nuestro ejemplo, convirtiéndonos en el espejo de nuestro equipo. Nuestras acciones y actitudes, por más mínimas que estas sean, se verán reflejadas en nuestros liderados y pueden ser tomadas como cursos de acción a seguir. El DT es el primer eslabón de la cadena del equipo, es el guía.
  • El equipo ante todo: Fusionar los intereses individuales y lograr que sean grupales y compartidos. Sentido de pertenencia, compenetrarse con los valores del equipo y “la camiseta del club puesta”. El mayor desafío que el DT debe lograr es pasar de una situación en la que el grupo es conformado por un conjunto de estrellas individuales a formar un equipo donde prime la sinergia. Esto consiste principalmente en armonizar las diferencias para potenciar mutuamente a los jugadores, y dejar bien en claro la importancia de todos y cada uno de ellos, ninguno por encima de otro.
  • Ser simple y preciso: Claridad en la comunicación, la importancia de transmitir mensajes contundentes especialmente si se trata de directivas o tácticas para el alcance de las metas planteadas. Es vital tener una comunicación fluida con el equipo para que el desarrollo de las acciones se encuentre dentro de las estrategias planteadas y transmitidas por el DT.
  • Jugarse por los suyos: El líder debe generar una relación que se base en la confianza y apertura con sus liderados, estos deben tener en claro que pueden apoyarse en él y pedirle consejo en caso de necesitarlo. La figura del DT representa al padre si lo comparamos con una familia, y en función a esto decimos que debe “jugarse por los suyos” y desarrollarlos profesionalmente. En este sentido adherimos al DT que busca generar talento desde la cantera del club, lo que representa potenciar talento que poseemos dentro de la organización y aún no fue explotado como prioridad en lugar de buscarlo afuera.
  • Generar un buen clima: Des-dramatizar ante los momentos malos del equipo, y en lugar de esto motivar al cambio favorable. Un buen líder genera un ambiente saludable de trabajo, ante estrategias fallidas y no conseguir a partir de esto buenos resultados el DT tiene la misión de revertir la situación. Esto puede lograrse a través de asumir las responsabilidades lejos de la figura del dedo acusador, y motivar a los jugadores. Generar empatía y confiabilidad entre el DT y jugadores, como entre jugadores es clave.
  • Humildad y auto-crítica: Humildad ante los logros conseguidos, reconociendo siempre el esfuerzo del equipo y las virtudes de la competencia. Auto-crítica en las derrotas, siempre el DT debe asumir la responsabilidad de su liderazgo fallido en el caso de que su equipo no logre los objetivos.Echar culpas a los jugadores no habla de un líder compenetrado con sus dirigidos.

 

Para que un DT pueda cumplir con estas características tenemos en claro que debe sentirse cómodo en el contexto en el que desempeñe su tarea como así también tener ciertas atribuciones intra-personales desarrolladas, el líder para sí mismo debe tener desarrolladas las siguientes capacidades:

  1. Auto-confianza
  2. Auto-control emocional
  3. Sentido Auto-crítico
  4. Visión clara del futuro
  5. Libertad para la toma de decisiones

 

Por otro lado, el líder con respecto al entorno debe poseer:

  1. Determinación
  2. Habilidades comunicacionales
  3. Proximidad y claridad con respecto a los colaboradores y grupos de interés
  4. Plan de trabajo con objetivos palpables
  5. Capacidades de rectificarse y/o renovarse de ser necesario

 

Para concluir con el tema, dejo algunas frases dichas por famosos directores técnicos nacionales e internacionales, para reflexionar sobre cómo cada una de ellas puede reflejar al trabajo en equipo y el rol del líder en nuestras organizaciones:

“Un entrenador genera una idea, luego tiene que convencer de que esa idea es la que lo va a acompañar a buscar la eficacia, después tiene que encontrar en el jugador el compromiso de que cuando venga la adversidad no se traicione a la idea. Son las tres premisas que tiene un entrenador” César Luis Menotti.

“El secreto de un buen equipo está en el orden, que todos sepan lo que hay que hacer” Pep Guardiola.

“Ningún jugador es tan bueno como todos juntos” Alfredo Di Stefano.

“Un buen jugador gana un partido, un buen equipo gana cinco” Vicente Del Bosque.

“La derrota es realmente una derrota cuando no la utilizamos para aprender y mejorar” Andoni Bombin.

“Vayan, sean hombres, jueguen y ganen el título” José Omar Pastoriza.

 

Fuentes:

*http://www.managementdeportivo.com/Archivo/06_Bianchi.html

*http://garcia-aranda.com/esp/wp-content/pdf/Liderazgo_Entrenador1.pdf

*http://www.portodoslosmedios.com/2014/06/las-45-mejores-frases-motivacionales-del-futbol.html

 

 

 

Anuncios

Una respuesta a “Sé el nuevo GRAN DT: armá ya tu equipo

  1. Muy interesante el post Nere y sobre todo la dinámica que realizaste en clase.
    Comparto dos características mas que podría tener un buen DT:
    1) Evaluar las emociones de cada individuo respecto al grupo. ¿Que expectativas y necesidades tiene cada futbolista en el equipo?
    2)Pensar en grande. Los objetivos y las miras del grupo deben de ser exigentes en cuanto a resultado. Hay que aspirar a lo grande dentro de las posibilidades reales de equipo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s