El Entrevistador


Solemos considerar una entrevista laboral como aquella situación a la cual nos exponemos con el objetivo de formar parte de una organización o conseguir un nuevo puesto en la empresa en la que nos encontramos actualmente.

Es interesante también considerar el trabajo de quién se sentará frente a nosotros durante la entrevista y analizar la tarea previa que consiste en la preparación de la cita. Como administradores con conocimientos en el área de RRHH debemos tener presentes aquellas habilidades comunicativas que nos servirán como herramientas para el momento en que debamos llevar a cabo una entrevista, si es que dicha situación se presenta.

En primer instancia nos encontraremos en la fase previa a la entrevista en la cual debemos interiorizarnos sobre el entrevistado, lo cual consiste en un análisis profundo de su CV para saber con quién nos encontraremos el día del encuentro.

Por otro lado debemos elegir qué tipo de preguntas llevaremos a cabo (abiertas,cerradas, de indagación) y como conduciremos el hilo de la charla: esto se lleva a cabo planteando estrategias en función a la estructura de entrevista que realizaremos y a un listado de temas a tocar que tienen íntima relación con las características que posee el rol del puesto a cubrir.

Es importante elegir un ambiente ameno para la cita donde no se produzcan interrupciones y el entrevistado se sienta a gusto para la charla (ambiente cálido, sillas o sillones cómodos, mesa redonda, disponibilidad de agua y/o café). Por último debemos definir la herramienta para el relevo de información ya sea tomar notas, simplemente escuchar o grabar la entrevista (con previo consentimiento del entrevistado) lo cual nos servirá posteriormente para el análisis detenido de las respuestas.

Llegado el día de la entrevista debemos estar a disposición varios minutos antes para no demorar al entrevistado y demostrar compromiso con su presencia. Cuando la persona se encuentre en la organización saludarlo al presentarnos y conducirlo a la sala donde se llevará a cabo la charla. Una vez allí dar inicio a una conversación agradable (en lo posible descontracturada) en la cual le comentaremos nuestro rol en la empresa y una breve reseña de la visión, misión y principales objetivos de la misma.

A continuación debemos recordarle al entrevistado nuevamente cuál es el puesto a cubrir y las condiciones básicas de contratación, lo cual daremos por entendido al solicitarle el planteo de dudas si es que las hay. Posteriormente le explicaremos la dinámica de la charla, de qué hablaremos, cuánto durará y si quiere beber algo para que ya en el momento siguiente podamos dedicarnos de lleno al relevo de información.

Durante la entrevista tomaremos como competencias comunicacionales primordiales: la indagación con maestría y la escucha activa. La importancia de las mismas se da en demostrar al entrevistado interés y comprensión en su exposición lo que genera la confianza suficiente para una apertura de mayor calidad. Las técnicas de escuchar-dialogar tienen 3 ventajas:

*Mantiene su nivel de escucha activa alto

*Da a la entrevista un tono de conversación

*Motiva al candidato a dar más y mejor información.

[Todos hemos pasado por este tipo de reuniones y sabemos que son situaciones que generan nervios y estrés en los postulantes. Recordemos esto cuando debamos realizar una entrevista para generar un ambiente en el cual nosotros nos sentiríamos cómodos..]

 

Fuente: http://dattnerconsulting.com/spanish/presentations/Entrevistadores.pdf

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s