Una alternativa para el financiamiento de Pymes


Al estudiar el mundo de las Pymes en nuestro país, principales características e incidencias  en la economía actual, aprendimos que una de sus principales dificultades es el acceso al financiamiento.

Actualmente se pueden destacar como principales fuentes de financiamiento a las PyMES: los créditos a empresas entregados por las dos principales bancas nacionales, el Banco Provincia de Buenos Aires y el Banco Nación Argentina; la línea de préstamos productivos entregados por los bancos; los créditos del Bicentenario del Programa de Financiamiento Productivo del Bicentenario; y el financiamiento desarrollado a través del Mercado de Cheques de Pago Diferido.

En este post voy a presentar una variante: Las sociedades de garantías recíprocas (SGR).

Las SGR surgen como una opción ágil y que se complementa con el crédito bancario.

Las sociedades de garantía recíproca (SGR) son sociedades comerciales que tienen por objeto facilitar el acceso al crédito a las pymesa través del otorgamiento de avales. Las SGR no prestan dinero sino que permiten que las pymes accedan a mejores oportunidades en cuanto a plazo, tasa y condiciones de crédito financiero y comercial.

Requiere de dos partes o socios: los llamados “protectores” (normalmente, unidades económicas con excedente disponible de capital dinerario) y los denominados “partícipes” (generalmente, pequeñas y medianas empresas con dificultades de acceso al mercado bancario y/o al mercado de capitales).

De esta forma, las PyMES pueden pedir un préstamo bancario, presentando como garantía el aval de la SGR. Esta garantía también  podrá ser utilizada para negociar un cheque en la Bolsa de Comercio, emitir una obligación negociable, avalar una solicitud de otorgamiento de un Leasing, garantizar un flujo de fondos para dar en fideicomiso, etc. Es decir, el aval de una SGR facilita el acceso de la pequeña o mediana empresa a las diversas alternativas de financiamiento disponibles en el mercado.

La efectividad del mecanismo es muy simple: si la Pyme no paga el crédito (o el leasing o el fideicomiso emitido, etc.), la SGR se encargará de saldar la deuda.

La pregunta que surge es ¿por qué habría alguien de arriesgar su capital en una garantía para un préstamo solicitado por una pequeña empresa?

La principal ventaja que ofrece una SGR es que la suma de dinero que dicho socio aporte al fondo de riesgo, si bien contablemente se la reconocerá como una inversión, fiscalmente será deducible del impuesto a las ganancias, con lo cual no sólo disminuirá el impuesto a ingresar por dicho socio sino que además reducirá la base para el cálculo de los próximos anticipos.

En segundo lugar, la SGR no presta gratuitamente este servicio. El otorgamiento del aval tiene un costo para la empresa que lo solicita.

En definitiva, las SGR son un instrumento esencial para el despliegue de las PyMES al mejorar su capacidad de negociación frente al sistema financiero y mitigar los requerimientos de garantías.

Fuentes

http://www.bcba.sba.com.ar/financiarse/pymes/sociedades-de-garantia-reciproca/

http://www.cecreda.org.ar/index.php/economia/item/515-importancia-a-financiamiento-de-las-pequenas-y-medianas-empresas

http://materiabiz.com/como-obtener-financiamiento-sociedades-de-garantias-reciprocas-una-gran-solucion-para-pymes/

http://www.lacapital.com.ar/como-la-pyme-logra-financiarse-las-sgr-n484141

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s