Clave para el éxito: Controla tus emociones!


En esencia, toda emoción constituye un impulso que nos moviliza a la acción. La emoción, entonces, desde el plano semántico, significa “movimiento hacia”.  Normalmente pensamos que somos capaces de controlar nuestras emociones, y caemos en la trampa de creer que nuestra racionalidad prima sobre nuestros sentimientos y que a ella podemos atribuirle la causa de todos nuestros actos. Pero déjenme decirles que no es así…

En este escenario tan cambiante, trabajar la diversidad en las organizaciones constituye una ventaja competitiva, potencia la creatividad y representa casi una exigencia para los directivos de cualquier empresa. Pero para poder sacarle provecho, se requiere la presencia de habilidades emocionales que favorecen la tolerancia y rechazan los prejuicios.

La nueva sociedad requiere un tipo de conducción que no radique en su capacidad para controlar y someter a los otros, sino en su habilidad para persuadirlos y encauzar la colaboración de todos hacia unos propósitos comunes. El vínculo emocional que se establece en tal caso permite que los integrantes del grupo permanezcan centrados en su actividad aun en medio del cambio y la incertidumbre. En la mayoría de las empresas en las que he trabajado, hay personas muy buenas en labores técnicas pero ignoran el resto de aptitudes que conforman las relaciones interpersonales de las organizaciones. La productividad depende cada vez más de la adecuada coordinación de los esfuerzos individuales, he aquí entonces donde, la inteligencia emocional; que permite implementar buenas relaciones con las demás personas, gana aceptación y se convierte en una capacidad necesaria del trabajador contemporáneo.

images (1)

Cuando Daniel Goleman describe las características que diferencian a un líder resonante de uno disonante u discordante hace mucho énfasis en el modo en que este gestiona y canaliza las emociones para que un determinado grupo alcance sus objetivos, denominando a la misma Inteligencia Emocional. El mundo empresarial ha encontrado en este concepto una herramienta necesaria para comprender la productividad laboral de las personas, el éxito de las empresas, los requerimientos del liderazgo y hasta la prevención de los desastres corporativos.

En cada uno de nosotros conviven dos mentes distintas: una que piensa y otra que siente. En muchísimas ocasiones, estas dos mentes mantienen una adecuada coordinación, haciendo que los sentimientos condicionen y enriquezcan los pensamientos y lo mismo a la inversa. Algunas veces, sin embargo, la carga emocional de un estímulo despierta nuestras pasiones, capaz de secuestrar a la mente racional y llevarnos a comportamientos desproporcionados e indeseables.

Les dejo un link en donde pueden llevar adelante un Test de Inteligencia Emocional:

http://habilidadsocial.com/test-de-inteligencia-emocional/#test

El autocontrol, el entusiasmo, la empatía, la perseverancia y la capacidad para motivarse a uno mismo son habilidades que denotan que un individuo es emocionalmente inteligente. Si bien una parte de estas habilidades  se moldean durante los primeros años de vida, la evidencia respaldada por abundantes investigaciones demuestra que estas son susceptibles de aprenderse y perfeccionarse a lo largo de la vida.

inteligencia-emocional.png

El intelecto y la claridad de pensamiento son habilidades fundamentales sin las cuales resulta imposible que una persona se acerque siquiera a las puertas de una conducción o liderazgo. A pasar de ello, sin embargo la capacidad intelectual, por si sola, no hace al líder. No hay que olvidar que la principal misión de un líder es la de motivar, guiar, inspirar, escuchar, persuadir. Como dijo Albert Einstein “no debemos acabar convirtiendo al intelecto en un dios, es evidente que su musculatura es muy poderosa, pero carece de personalidad. Y es que su función no es tanto la de dirigir como la de servir”. A pesar del gran valor que la cultura empresaria suele conceder al intelecto frío y despojado de emoción, estas últimas siguen siendo decisivas en los momentos más importantes de nuestras vidas profesionales y personales.

Referencias:

INTELIGENCIA EMOCIONAL – Daniel Goleman.

EL LIDER RESONANTE CREA MAS  – Daniel Goleman.

Anuncios

4 Respuestas a “Clave para el éxito: Controla tus emociones!

  1. La capacidad de transmitir nuestras emociones nos vuelve un poco más humanos en nuestro ámbito laboral y nos dá la posibilidad de tener más llegada a nuestros compañeros. Es parte del desarrollo de la inteligencia emocional que tanto hablamos en la cursada. Como bien comenta el Post, es un error enfocarse solo en habilidades técnicas para desenvolvernos como profesionales.

  2. Sin dudas, las emociones nos condicionan de manera permanente, tanto en las situaciones agradables como en las adversas.Nuestros modelos y experiencias influyen en nuestras acciones. Desarrollar pautas de comportamiento y saber canalizar las emociones es sin duda una cuestión clave en todo profesional. Muy útil el contenido del post.

  3. Interesante contenido del post, y mi reflexión sobre el tema es que muchas veces tanto en lo personal como laboral , nos priman las emociones ante las acciones y es ahí donde de alguna forma perdemos. Tenemos que trabajar desde nuestro interior para crearnos emocionalmente inteligentes y así enfrentar todo tipo de situaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s