¿Y si trabajamos solo 6 horas al día?


¿Pasamos demasiado tiempo en el trabajo? ¿Nos hace eso infelices y menos productivos?

Entrar a trabajar apenas amanece y volver de noche. Notar que la concentración disminuye según pasan las horas, a medida que avanza la semana. Llegar a casa, previa escala en el supermercado, y apenas tener tiempo de hacer tareas domésticas y dormir para volver al ruedo laboral el día siguiente.

 ¿Seríamos no sólo más felices, sino también más productivos con jornadas de seis horas al día o trabajando sólo tres días a la semana por el mismo salario?

El estrés laboral tiene un costo. La Organización Internacional del Trabajo calcula que hasta un 3% del Producto Interno Bruto (PIB) de las naciones se pierde por esa causa y todo lo que conlleva: menor productividad, más ausentismo, trabajadores que rinden menos. Y la excesiva duración de las jornadas laborales es uno de los factores más importantes que incrementa ese estrés.

El estrés tiene variadas causas, la excesiva carga de trabajo, demasiada responsabilidad, relaciones sociales que no nos satisfacen, un puesto que no es el que en realidad deseamos…

Pero sabemos que es el estrés en realidad? Porque siempre lo asociamos con algo negativo?

El estrés es un mecanismo de defensa que tiene nuestro organismo frente a situaciones nuevas, que desconocemos y nos generan una mayor exigencia o bien percibimos como una amenaza. El problema surge cuando este mecanismo se activa en exceso y es cuando los malestares aparecen.

Hay dos tipo de Estrés: El positivo (Eustress) cuya principal función es la de proteger al organismo y prepararlo ante posibles amenazas. El organismo logra enfrentarse a situaciones difíciles e incluso puede llegar a obtener sensaciones placenteras con ello. Dentro del contexto de trabajo sería la situación ideal.

El negativo (Distess) es el resultado de una respuesta excesiva o prolongada en el tiempo. Esto puede terminar generando desequilibrios físicos o mentales saturando nuestro sistema. Este tipo de estrés tiene varias fases:

fases estres

Causas de Estrés hay muchas, pero considero que la clave está siempre enfocada en el rol que cada uno de nosotros tomamos frente a nuestro trabajo, nuestro jefe, nuestra vida en general. Que papel jugamos? Que hacemos que dependa de nosotros para cambiar esas situaciones que nos generan incomodidad?

Tal vez no podamos tener una solución para cada una de las situaciones que nos generan estrés, pero siempre hay un porcentaje de la solución que está en nosotros. Tomamos decisiones todo el tiempo, estamos en el lugar donde realmente queremos estar o simplemente estamos atrapados por nuestros propios modelos mentales que nos impiden salir de ese lugar toxico?

Anuncios

4 Respuestas a “¿Y si trabajamos solo 6 horas al día?

  1. Muy interesante el articulo Dani. Considero que nos acercamos a un cambio de paradigma respecto a la jornada laboral. Debemos como sociedad desarrollar mecanismos organizacionales para crear un verdadero equilibrio entre el trabajo y la vida personal, reduciendo la jornada que, desde mi punto de vista, no solo lograria una mejora en la productividad sino en la calidad de vida de los empleados.
    Coincido completamente con tu articulo. Debemos trabajar también, en mecanismos que nos permitan liberar el estress de forma sana, como el yoga o actividades recreativas durante la jornada.

  2. Desde el año 2000 Francia implementó una ley donde se establecía la jornada laboral a 35hs. “Francia es el único país de la Unión Europea que mantiene las 35 horas semanales (en España, Suecia o Polonia son 40 horas; en el Reino Unido el límite está en 48, y en Alemania no existe un tope fijado por la ley)”. Actualmente el gobierno actual de Francia quiere reformar esta ley y como resultado que se puede superar estas horas de trabajo, y es por esto que existen reclamos y manifestaciones del pueblo francés.
    Es un caso emblemático sobre este tema y sirve como experiencia a seguir, sobre sus aspectos positivos y negativos en cuestión.

    http://www.diariocronica.com.ar/153525-paris-en-llamas-por-la-reforma.html

  3. Muy buen post. Particularmente creo que el estrés es uno de los factores que más reducen la productividad en una empresa. No debería ser algo imposible cuestionar las jornadas extensas de trabajo , ya que no solamente está comprobado científicamente que a medida que transcurre el día cae el rendimiento de un empleado, sino que según la intensidad del ritmo, puede generar trastornos graves a las personas, ocasionando la perdida de talentos y dinero a las empresas.

  4. Considero que resulta prácticamente imposible mantenerse productivo en términos laborales durante una jornada de 8 horas, más una adicional de almuerzo. Además de las cuestiones vinculadas con la productividad, cómo se logra el equilibrio en otras facetas importantes de la vida tales como lo “social”, “familiar”, “deportivo”, etc, cuando pasamos esa cantidad de horas en la oficina.

    No hay respuestas sencillas para problemas complejos…pero “verbalizarlos” y traerlos a la mesa de debate ya son un paso adelante.

    PD: Enriquecedora la reflexión que trae Maxi con relación al caso francés.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s