Workaholic (Adicto al trabajo)


La adicción al trabajo se define como la implicación excesiva y progresiva de la persona en su actividad laboral, sin control ni límite, y como consecuencia, abandono de actividades que antes realizaba.

Este exceso de implicación no se explica por necesidades laborales objetivas, sino por necesidades psicológicas de la persona afectada. Comprende a aquellos trabajadores que, de forma gradual, pierden estabilidad emocional y se convierten en adictos al control y al poder, en un intento por lograr el éxito.

Rara vez, solemos ver al adicto al trabajo como algo malo. Como sociedad tendemos a aceptar sus comportamientos ya que el trabajo duro e intenso esta bien visto.

Generalmente son personas perfeccionistas que suelen justificar y negar sus comportamientos adictivos, y que muestran una cierta distorsion de su apreciación de la realidad. Con una personalidad ambiciosa que busca cierta posición social, profesional o económica, o por el contrario, son demasiado inseguras y tienen dificultades para establecer relaciones sociales ocupando ese vacío con trabajo.

Cabe destacar que no toda dedicación intensa al trabajo es adicción. Puede haber personas que trabajan mucho pero que saben desconectarse en su tiempo libre.

Para este tipo de personas, el trabajo constituye el centro de su vida y su refugio, quedando todo lo demás, incluida la familia, el ocio y la vida social, en un segundo plano. Resulta habitual que lleven trabajo a casa para acabarlo por la noche o los fines de semana con la con el fin de demostrar que pueden controlarlo todo. Por eso, son personas insatisfechas o irritables cuando algún tema laboral está fuera de su control y cuando se encuentran en otros ambientes que no sea el trabajo.

Las consecuencias más graves son: relaciones familiares deterioradas, tendencia al aislamiento, malhumor, desinterés por las relaciones interpersonales no productivas y problemas de salud. Además, puede observarse consumo abusivo del alcohol y tabaco, tiempo libre muy reducido y alteraciones del sueño.

¿La misma organización puede generar adictos al trabajo? Desde mi punto de vista, considero que la empresa puede fomentar personas con personalidades obsesivas-compulsivas a ser adictos. Mediante el exceso de trabajo o la sobrecarga de tareas, la competencia interna en donde un adicto siempre quiere ser mejor, o cuando hay un exceso de presión hacia el cargo o la posición que ocupa la persona.

¿Cuál sería el tratamiento para una persona adicta al trabajo? Como primer paso se recomienda RECONOCER la adicción. Proponer hacer TERAPIA para que pueda canalizar sus comportamientos con un personal capacitado. Tener ACTIVIDADES, ya sea deportivas o de ocio. No consiste en dejar la actividad laboral para siempre, si no que se le propone al paciente reducirla para dedicarle más tiempo a sus relaciones familiares y sociales.

 

http://www.centroima.com.ar/trastornos_de_ansiedad_adicciones_comportamentales_adiccion_al_trabajo_workaholic.php

http://blog.occeducacion.com/blog/bid/199242/Eres-Workaholic-Desc-brelo-en-11-pasos#.V1S8lPnhDIU

http://www.manantiales.org/otras_adicciones_al_trabajo.php

Anuncios

Una respuesta a “Workaholic (Adicto al trabajo)

  1. Las personas adictas al trabajo con el perfil obsesivo compulsivo, aparte de hacerse daño, generan muchas veces ambientes de trabajo poco saludables y mas aún cuando esa persona ocupa un lugar de jerarquía en la que constantemente sobrecarga a sus empleados con múltiples tareas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s