Despidos masivos… ¿Qué sucede con aquellos que quedan?


desp masivos

Un tema muy recurrente, en la actualidad, es el tema de los despidos masivos en las organizaciones. Mucho se habla, y hasta se dan consejos, de cómo destituir a las personas de la empresa, cómo comunicárselos, en qué momento es más conveniente y hasta qué palabras usar para no “herir” al (ex)empleado. Pero poco se habla de cómo gestionar al personal que quedó en la organización.

En esta oportunidad me gustaría hablar de una de las circunstancias que genera mayor incertidumbre entre los profesionales, que es el despido de los compañeros de trabajo, más aun si se llevan a cabo de forma masiva. El temor a ser el próximo, puede llevar al agotamiento, a no cumplir con las tareas de manera correcta, a comportamientos conflictivos y distintas actitudes que no permitan el logro de objetivos.

Por parte de los empleados, este tipo de medidas no genera exactamente una gran motivación, sino todo lo contrario, un ambiente laboral tenso y con desconfianza, que se ve reflejado en el descontento y la desmotivación de los mismos, generando alteraciones en su desempeño. Ante este tipo de medidas y repercusiones, se puede afirmar que existe una creciente de la deserción voluntaria por parte del personal. Muchos de los “sobrevivientes” elegidos para llevar adelante la empresa durante el proceso de recuperación, deciden ponerle fin a su contrato y buscar otro trabajo en otro lado. Aunque esto no se observa cuando existe un historial de un fuerte compromiso hacia los empleados por parte de la empresa. Cabe destacar que este tipo de decisión depende también del contexto económico y laboral por el que esté atravesando tanto el país, como las demás empresas.

Por parte de las organizaciones, como primer paso, al ser quien tomó este  tipo de decisión drástica, deberá ser la misma en comunicarla a sus empleados y hacerse cargo de lo sucedido. Diversos expertos en el teman, dicen que “lo que deben evitar las empresas es asumir la actitud de que nada ha pasado y cargar a los que quedan con el trabajo que hacían los que se fueron. La realidad es que ahora deben preocuparse muy seriamente por los que quedaron, porque sus actitudes y motivaciones han sufrido cambios, en muchos casos, profundos”. Es decir, que la organización deberá adoptar un rol estratégico y tomar el control de la situación otorgando apoyo, escucha y comprensión al personal. Será fundamental una comunicación fluida entre las partes, transmitiendo confianza e incentivos a los trabajadores por metas cumplidas, ayudándolos a crecer y profundizar los conocimientos. Por ello es fundamental implementar capacitaciones y plantearle nuevos desafíos y metas, no como ordenes, sino como incentivos.

Ante esto, son las organizaciones las que deben tomar conciencia y responsabilidad de sus actos y no sentirse ajenas, sino todo lo contario protagonistas de lo que generan. Deberán diseñar distintos planes de acción que contribuyan a la calma, confianza, a reducir la incertidumbre y a un crecimiento sostenido de los empleados.

 

http://mba.americaeconomia.com/articulos/reportajes/aprenda-gestionar-al-personal-tras-un-despido-masivo

Anuncios

2 Respuestas a “Despidos masivos… ¿Qué sucede con aquellos que quedan?

  1. Si bien es sabido que una reestructuración trae implícita la remoción de cargos y puestos creo que el tratamiento de despedir a alguien sin darle la posibilidad de asignarle otra función o rol es bastante cruel; y lo único que hace es promover el miedo en el resto; que sin dudas es una de las herramientas utilizadas para buscar la adaptabilidad a los cambios hacia aquellos que si permanecerán en la organización.

  2. Sumamente interesante desarrollar como quedan aquellas personas después de una re-estructuración dentro de la empresa. El clima laboral que se genera es sumamente desgastador, que lo único que hace es fomentar el mal clima, el desgano, la falta de motivación y que la gente se vaya por decisión propia antes de lo previsto.
    En mi caso personal, trabajé en BRF en el año 2014, compartí un hecho muy parecido en donde la empresa tomó como medida realizar una restructuración y como consecuencia llevó a varios despidos.
    La empresa se manejó con poca transparencia y profesionalismo, que sin comunicar la situación y lo que estaba pasando, generó mucho mal estar e inseguridad, al tal punto que ademas de los despidos masivos de muchos empleados, las personas que se quedaron se terminaban yendo por miedo o inseguridad de que “lo rajen” .
    Como conclusión, la empresa tuvo que salir a buscar al mercado, ya que se quedó con menos gente de lo que tenía planificado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s