EL MITO DEL ADMINISTRADOR


Muchas personas creen que  “los administradores de empresas saben un poco sobre cada tema, pero no mucho sobre algo específico”  por lo tanto me interesaría desarrollar más esta idea.

¿Qué hace un administrador de empresas? Un administrador es quien controla, ejecuta, maneja, analiza, comunica, vincula, planifica, lidera, negocia, motiva y toma decisiones, entre muchas otras actividades, dentro de una organización, un área, rama, unidad o departamento de la misma, con el propósito de conseguir que se cumplan ciertos objetivos.

Por un lado para realizar todas estas acciones que definen al administrador se debe tener un conocimiento de todas las áreas de la empresa y del contexto económico, social y político en el que esta se desempeña, por lo tanto es muy probable que esta persona conozca  globalmente los centros de funcionamiento de la empresa como: Finanzas, Marketing, Recursos Humanos, Contabilidad, Administración de la producción, etc.
El tener un conocimiento de cada tema posiciona al administrador en el Rol de “Diestro” definido por Fredy Kofman en el modelo de aprendiz a experto:

“El operador diestro combina el pensamiento analítico con una ejecución casi automática de la tarea y con una cierta dosis de intuición. Es capaz de anticipar posibilidades imprevistas y aplicar, sin realizar interrupciones en la tarea, el análisis operacional que fuera necesario.”

Esto es útil para las personas que quieran ejercer la consultoría de empresas ya que les permite desplegar una serie de herramientas, técnicas y metodologías que, sumadas a su experiencia y capacidad de gestión, impulsa a los directivos y colaboradores a tomar el desafío del cambio como una oportunidad de crecimiento personal y profesional dentro de la Empresa, venciendo los bloqueos normales que se presentan ante cualquier situación de cambio que ponga en riesgo los saberes, habilidades y el “status quo” organizacional.  Su condición de profesional externo promueve un marco de objetividad para afrontar y disolver los conflictos internos y/o externos que se producen durante el transcurso de los procesos de cambio, ya sea en lo individual o en el trabajo de equipo.
Esto no quiere decir que el administrador pueda convertirse en Experto sobre el área que desee ampliar o expandir su saber, donde su accionar sea intuitivo y sepa realmente que hacer y cómo solucionar los problemas o situaciones.
Para eso puede recurrirse a la realización de posgrados o maestrías que permitan que la persona se desarrolle de manera específica y absoluta sobre el tema que sea de su interés, o que realmente le apasione dentro de la administración, para esto se debe pensar realmente cual es el área en la que uno quiera especializarse ya que  hoy en día es muy costoso realizarlo, por lo tanto debe haber un análisis previo a la toma de la decisión. El realizar un posgrado  no solo le permitiría tener un elemento diferenciador en el currículum vitae respecto al de otros candidato en una entrevista, además, sería indicativo de la motivación e interés que uno tiene por actualizar los conocimientos y profundizar en ámbitos determinados del sector. En definitiva, el posgrado muestra una actitud activa hacia la planificación de la carrera profesional y la formación permanente necesaria a lo largo de toda la vida.

Por lo tanto creo que sería positivo para el desarrollo como profesionales, por el continuo cambio tecnológico, político, social y empresarial, que se realice un posgrado. Yo creo que este ofrecería la oportunidad de cambiar de perspectiva, en el sentido de enriquecer la preparación más allá del mundo académico universitario y en ir dejando a un lado la forma de trabajar en el ámbito universitario, para acercarse al modo de funcionar de las empresas.

Fuentes:

Fredy Kofman Metamanagment – Capitulo 3 “Aprendiendo a Aprender”

http://www.gestiopolis.com/que-es-un-administrador-que-hace-su-perfil-y-habilidades/

http://dghconsultores.com.ar/el-rol-del-consultor-organizacional/

http://www.educaweb.com/contenidos/educativos/masters-posgrados/razones-hacer-formacion-posgrado/

 

 

 

Anuncios

5 Respuestas a “EL MITO DEL ADMINISTRADOR

  1. Es cierto que los licenciados abordamos varias temáticas y poseemos conocimientos de varias disciplinas.
    Al tener una visión macro de la realidad, tenemos la virtud de adaptarnos con facilidad a un entorno dinámico, y ser grandes estrategas en determinadas situaciones.
    Al especializarnos potenciamos aún más nuestras habilidades, generamos mayores conocimientos, creatividad e innovación, y gracias a ese gran portafolio de conocimiento podemos generar cambios positivos para el entorno en el cual nos manejamos.

  2. Desde mi punto de vista, la carrera de Administración de Empresas nos brinda herramientas para tener una visión global de los distintos modelos de negocio que se encuentran en el mercado, o aquellos que podemos generar nosotros mismos. Al tener un conocimiento del funcionamiento de las diferentes áreas, que pueden existir en una organización, podemos elaborar estrategias mas eficientes y que nos permitan alcanzar la visión.
    Hacer un posgrado, nos permitirá ahondar mucho mas en algún tema elegido o de interés (especializandonos), pero considero que nuestra carrera es muy útil para colaborar en diferentes áreas de las organización de forma exitosa

  3. Una destreza que debe desarrollar un Administrador de Empresas es la empatía. Si bien es algo que no nos llevamos desarrollados 100×100 en la Universidad, han habido muchas actividades como la formación de grupos con personas que tuvieran distinto punto de vista para llegar a un objetivo común que nos han servido para entender de que se trata ella.
    El Administrador no trabaja solo, tiene muchas personas al lado en busca de los mismos objetivos, si no logramos entender esto y establecer puntos de conexión todas las tareas que mencionas que hace un adm. serán muy dificultosas de llevarlas a cabo.

  4. Esto lo podemos relacionar con una de las destrezas requeridas para adaptarse al futuro mercado laboral, que es la “Transdisciplina”, donde los trabajadores tendrán que adquirir habilidades transversales, lo cual significa que, además de poseer conocimientos profundos de al menos un campo profesional, deberían comprender las cuestiones básicas de aquellas disciplinas en las que no son expertos.

    2025/hӡp://noticias.universia.com.ar/practicas‑empleo/noticia/2016/04/08/1138070/10‑
    hablidades‑necesitaras‑trabajar‑2020.html (hӡp://noticias.universia.com.ar/practicasempleo/
    noticia/2016/04/08/1138070/10‑hablidades‑necesitaras‑trabajar‑2020.html)

    Es decir,creo que el administrador es una las personas más aptas para desarrollar este tipo de habilidad ya que posee una mirada global que le permite poder entender el funcionamiento completo de una organización.

  5. El rol de un licenciado en administración debe ser entre otros, el de un profesional capaz de analizar el contexto en el cual se desenvuelve la organización y tratar de impulsar las acciones que ayuden a cumplir los objetivos estratégicos de la misma. La búsqueda de información y su capacidad para interrelacionarse con los demás colaboradores son virtudes esenciales en ese sentido. Creo que no existe el profesional que tenga el conocimiento específico para alcanzar el éxito en la organización, este depende de su capacidad para transmitir empatía e influenciar de manera positiva en los demás para lograr los cambios deseados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s