PROPIETARIOS VS. GERENTES


Los conflictos surgidos a partir de la contratación de un gerente general por parte del dueño o presidente de una pequeña y mediana empresa,  forma parte de una problemática constante en la práctica empresarial argentina, que muchas veces transciende las fronteras de las PYME, alcanzando a las grandes empresas.

La cuestión radica principalmente cuando las dos partes no respetan su rol en la organización, generando cortocircuitos en la rutina diaria.

Hilando profundo en el problema para dar con las causas que llevan al conflicto, se puede apreciar la falta de confianza de los dueños a los que les cuesta desprenderse de cuestiones operativas que deberían resolverse en el ámbito de la gerencia.

Como es habitual en las pequeñas empresas en crecimiento,  la delegación de responsabilidades por parte de los propietarios no es un tema sencillo de tratar. La estructura mental de cada empresario juega un papel importante en este sentido, siendo un factor en el cual deben trabajar a fin de lograr un desarrollo progresivo favorable que les permita lograr la apertura hacia nuevos modelos de gestión.

Hay una brecha importante entre manifestar interés por delegar y realmente querer hacerlo. En este sentido, autores como Chris Aygris, hablan de “rutinas defensivas”, que se producen cuando hay dentro de las organizaciones, códigos de conducta contradictorios, paradójicos e incongruentes, que generan graves ineficiencias que destruyen los vínculos y afectan la estabilidad mental de las personas. Asimismo, otro concepto interesante que introducen con Schon, es la diferencia entre teorías expuestas y en uso, que pone de manifiesto el grado de relación que posee el comportamiento de las personas con respecto a lo expresado.

Otras de las causas, se les pueden atribuir a factores de diversa índole, que pueden ser psicológicos, emocionales, sentimentales, intereses personales, visión, sesgos culturales y cognitivos. Estas cuestiones quedan expuestas cuando hay falta de tolerancia o surgen discusiones sobre temas que no lo ameritan.

Cuando ocurre este tipo de conflictos, la tendencia es que el gerente decida desvincularse de la empresa.

Para evitar esta situación, deben articularse de manera efectiva la comunicación entre la gerencia y el empresario, definiendo los límites de cada rol. Para ello, es importante implementar reuniones mensuales o semanales en las que se puedan definir los desempeños esperados y que den lugar a la revisión de objetivos, con el fin de asegurar el control del empresario.

El alineamiento del gerente y sus planes de acción, con respecto a la visión de los dueños jugará un papel preponderante en la construcción de los lazos de confianza.

Hay que hacer mención a la importancia del proceso de selección, puesto que se deben  definir correctamente los perfiles y competencias necesarias para un puesto tan importante.

Les dejo un artículo interesante que trata sobre esta problemática:

http://www.ieco.clarin.com/afterwork/Conflicto-dueno-vs-gerente_0_1252675133.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s