Debate:¿conflicto o crecimiento organizacional?


En esta entrada quisiera compartir con ustedes algunas consideraciones importantes a la hora de llevar adelante o participar de un debate. Un debate es una situación comunicativa en la que se exponen dos argumentos contrarios y se fundamenta las posiciones expuestas. Un debate puede darse en situaciones informales de manera espontánea, sin embargo, existen formas de debate reglamentadas. Normalmente  dos equipos exponen y argumentan sus posiciones respecto a un tema. También participa un moderador y el tema de debate es previamente acordado.

¿Por qué les parece que es importante debatir?

El grupo o equipo solo le provee al individuo un contexto cultural o administrativo en el que se organizan las acciones de los participantes. El grupo no tiene la misma capacidad de acción que el individuo y en cierta forma, el grupo es más que el individuo, es capaz de hacer cosas imposibles para cualquiera de sus miembros. Toda persona tiene una conciencia localizada y unificada. Esta conciencia le provee subjetividad (modelo mental), la capacidad de ser sujeto de percepción y acción. Esta conciencia le permite actuar con independencia. Más allá de toda condición externa, el ser humano siempre posee un espacio de libertad personal donde puede ejercer su voluntad. La finalidad de los debates, es conocer y exponer estas posturas, así como las bases de las partes involucradas. Un grupo no tiene una mente independiente de sus integrantes. Lograr mediante esta herramienta propuesta, comprender con un poco mas de profundidad desde que puntos de vista esta hablando mi compañero, es un valor agregado que,  brinda la posibilidad de generar un aprendizaje colectivo  determinante para  vida personal y profesional en las organizaciones.

Para lograr incorporar nuevas habilidades que posibiliten el logro de objetivos que antes se hallaban fuera de alcance, Kofman propone que los miembros del sujeto colectivo deben compartir una visión común de un futuro deseable y una compresión común de una realidad que no corresponde a esos deseos. Llegar a un consenso sobre estos elementos requiere operar en un espacio de dialogo. Intercambiar información, razonar sobre los contenidos de esa información, armar cadenas lógicas de medios a fines  y fundamentalmente, acordar un objetivo común, son las movidas básicas de este debate. Para mantenerse viva, una organización necesita integrar en su visión compartida las visiones individuales de sus miembros. Por eso es fundamental que en la agenda organizacional haya siempre espacios de diálogos que integren aspiraciones individuales en una aspiración colectiva. He aquí donde esta herramienta toma un fuerza contundente.

CÓMO HACER UN DEBATE EN TRES PASOS:

  1. Conformar el equipo a favor o el equipo en contra el tema propuesto para debatir.
  2. No obstante debemos preparar el tema de debate. ¿Cómo prepararlo?Para hacerlo debes leer para informarte de qué se trata y qué se ha dicho sobre éste. Intenta buscar datos empíricos que avalen tu conocimiento en el tema a debatir.
  3. Establecer el rol de cada expositor y la secuencias de la exposicion de argumentos.El primer expositor a favor debe hacer una apertura del tema, al cual el primer expositor del equipo contrario deberá responder. Luego viene el segundo miembro de ambos equipos y finalmente aquellos que cierran, cuyo fin es tanto exponer sus argumentos así como redondear y concluir lo dicho anteriormente. Si tienes la posición de último expositor, debes recordar hacer un buen remate final.

CONSEJOS PARA PARTICIPAR EN UN DEBATE:

  • Explica tu lógica. Obligas al cerebro de una persona a pensar de la misma forma en que piensa el tuyo cuando le explicas cómo llegaste a cierta conclusión, al decírsela a plena conciencia paso a paso. Utiliza argumentos basados en las emociones
  • Busca falacias lógicas.Estas suceden cuando el razonamiento de alguien es incorrecto. A pesar de que la conclusión sea correcta, la forma de llegar a esta es incorrecta.
  • Mantén el curso del tema.Esto es lo que debes tener en cuenta cuando tú oponente comienza a discutir acerca de un tema diferente del que se supone que deberían debatir.
  • No hagas preguntas de “qué sucedería si”. Eso es una táctica antigua de debate que se le conoce como “trampeo con carnada”. La mayoría de los participantes en un debate no muerden la carnada.
  • Asegúrate de que todas las personas puedan respetar y comprender tu argumento. Utilizar palabras difíciles para mejorar tu argumento no te hace parecer ser más inteligente. Eso solo hace que menos personas te entiendan. No temas utilizar metáforas o eventos diarios para comprobar tu punto de vista. No habrá problemas con tal de que puedas explicar la forma en que las palabras se relacionan con el debate.
  • Debatir no se trata de convencer a tu oponente acerca de que está equivocado. Al contrario, se trata de convencer a tu audiencia de que tu opinión es mucho más lógica que la de tu oponente. Además, se trata de demostrar la información que las personas de la audiencia no conocían.
  • Si debates en equipo, ten cuidado de no decir argumentos que contradigan a los argumentos de uno de los miembros del equipo. De lo contrario, le causarás una molestia.
  • Aprende de las situaciones en las que ganas y pierdes.
  • Toma los puntos de vista más importantes que tengas y que quieras comprobar y respáldalos con tantos argumentos como puedas. Preséntales el panorama general a las personas de la audiencia. Habrá menos sustancia en tus puntos de vista si pasas tu tiempo probando varios de estos. Además, le das más material a tu oponente para responderte, además de que algunas veces puedes hacer que tu argumento se vea contradictorio. Toma una gran idea y sigue hablando de esta durante todo el debate.
  • No utilices argumentos que se fijan en cada palabra que se dice. A eso se le llama ser quisquilloso y confundirá a la audiencia de tu punto de vista general.
  • Siempre trata a tu oponente y audiencia con respeto. ¡Estas personas son la razón para que se debata!
  • No repitas excesivamente tus manifestaciones. Si tu manifestación no llegó a tu audiencia, se debe a que no la explicaste lo suficiente, no a que no te escucharon. Si repites tus manifestaciones, asegúrate de que puedas convencer a la multitud acerca de por qué vale la pena volver a hablar al respecto.
  • Trata de utilizar otro estilo de debate si el actual no es efectivo. Como Einstein dijo “Hacer lo mismo una y otra vez y esperar resultados distintos es la definición de la locura”.
  • De igual forma, no utilices a la moralidad como un argumento. La moral de tú oponente o tu moral no se igualarán por completo a la moral de la audiencia.
  • No provoques debates. Tus argumentos solo tienen mérito si tu oponente está dispuesto a debatir y si la audiencia está dispuesta a escuchar

Referencias:

Metamanagment – Fredy Kofman

http://es.wikihow.com/ser-un-buen-participante-en-un-debate

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s