EL QUE CALLA ¿SIEMPRE OTORGA?


La frase: “El que calla otorga” se refiere a cuando las personas  no hablan a su favor en un asunto que les compete, por lo que el interlocutor da por hecho que están de acuerdo con la situación. También, se aplica a las personas que son acusadas o responsabilizadas de algo y no hablan para defenderse.

Este refrán suele ser utilizado para los individuos que no dan sus opiniones o que prefieren mantenerse al margen de las situaciones donde se ven inmersas. Se suele pensar que lo hacen “otorgando” es decir que están de acuerdo con la mayoría, pero muchas veces estas personas piensan más de lo que dicen.
Con esto me refiero a que no siempre, se quedan en silencio porque estén de acuerdo sino que esto lo hacen, por temor a la repercusión que puedan llegar  sus palabras, por miedo al conflicto que se pueda generar o por vergüenza a opinar distinto a los demás.
También existe la posibilidad de que los individuos recurran a este método para no hacerse cargo de las situaciones, sino esquivarlas. No dar respuesta es una forma de decir que no le interesa involucrarse en la situación por la que se requiere su opinión.

En el ámbito laboral, el empleado que permanece callado en las situaciones de conflicto o en las discusiones de temas laborales (o no) puede perjudicar tanto al grupo, como a sí mismo.
Elegir el silencio en el trabajo puede generar una desconfianza entre sus compañeros, si nunca se sabe su opinión y al momento de elegir siempre opta por quedarse callado y ceder la palabra, nadie lo va a tomar en serio.

También si en una reunión para resolver un conflicto esta persona no aporta su opinión puede llegar a perjudicar a los demás y a si mismo, porque no se lo empezara a tener en cuenta para las próximas reuniones.

O en otros casos puede perjudicarse a sí mismo, cuando su superior le demanda algo con lo que no está de acuerdo o cree que no pueda realizar, si esta persona permanece callada, por miedo o vergüenza, se daña a si mismo porque termina realizando una tarea que lo perjudica.

tumblr_n13v58AWUX1rdqx29o1_500

Con esto quiero llegar a que, muchas veces son las culturas o climas de trabajo, los que nos impiden expresar nuestros puntos de vista, defendernos ante situaciones o simplemente opinar al respecto de algo, pero otras veces somos nosotros mismos los que nos cerramos por distintas causas a manifestar, tanto nuestros sentimientos, como nuestros pensamientos, por lo tanto creo que seria bueno que veamos y tengamos en cuenta cuales son las situaciones en las que nos callamos para otorgar y en cuáles lo hacemos simplemente porque no creemos que es correcto opinar o contradecir al otro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s