¿JEFE O JEFA?


Actualmente el rol de la mujer dentro el ámbito laboral , fue tomandomás fuerza. Pero a la hora de liderar y manejar equipos, las cualidades de una mujer o de un hombre tienen sus pro y su contra. Si tuviéramos que caracterizar a la mujer y al hombre en sus estilos de liderazgo, se podría afirmar que:

MUJER: Se caracteriza la obtención de resultados a través de:

  • La intuición
  • El liderazgo
  • La creatividad
  • La emocionalidad

Inspira desde:

  • la sencillez, el ejemplo, la humildad
  • El afecto, el trabajo en equipo
  • La comunicación

HOMBRE: Se lo caracteriza por la obtención de resultados a través:

  • La autoridad
  • La racionalidad
  • El empuje
  • El poder
  • La fuerza

Inspira desde:

  • El argumento, los números
  • El ganar y competir
  • La motivación y las recompensas.

 

Ninguno es mejor que otro, ni peor que otro. Cada uno tiene su estilo y se debe analizar la organización, su cultura, estructura para determinar cuál es el más idóneo. Cada persona tiene su dosis de feminidad y masculinidad y a partir de allí se podrán determinar las ventajas y desventajas.

¿Por qué muchos empleados hombres no pueden trabajar bajo el mando de una mujer?

Esto se debe a que desde chicos, los niños van programando sus conductas y actitudes a través de lo que perciben de las relaciones con sus padres. ¿Qué significa esto? Que desde pequeños son “victimas” de una programación mucho más fuerte y permanente de lo que nos imaginamos.

Si el/la niño/a creció en un entorno “machista”, donde la mujer estaba relegada a ciertas labores de la casa, a atender en lugar de ser atendida, a ceder en lugar de imponer, a ser afectiva, etc., los comportamientos del adulto en la mayoría de los entornos donde se desenvuelva responderán a tal influencia.

Cuando una mujer asume el mando, se genera inconscientemente un rechazo por parte de algunos hombres que no tienen en su programación ese modelo de autoridad. Por otro lado, el varón espera ser liderado con cierto estilo (al que está acostumbrado por la programación de su infancia) y rechaza por falta de “masculinidad” (no necesariamente de resultados) no sólo las formas si no los requerimientos de su jefa mujer.

Le pedirán tratar bien a los colaboradores, le exigirán mucha más comunicación, que coopere en lugar de competir internamente, que no sea tan analítico y racional si no que actúe desde su intuición. Le preguntarán cómo se siente y que tenga en cuenta el clima laboral al tomar decisiones, características eminentemente “femeninas”.

En el caso de las mujeres, ¿se sienten intimidadas por un jefe hombre? De ser así, ¿cómo deben actuar?

Las mujeres son mucho más adaptables, expresivas y comunicativas. Algunas, si es que vienen con algunas proyecciones/transferencias (término Psicológico) de mucho autoritarismo en su infancia, podrían ser intimidadas por un jefe.

La clave está en que si se sintieran así, busquen espacios de mucha comunicación con el jefe. Tienen que ser más tiernas aún, no sumisas. Deben eliminar sus transferencias y hay métodos para ello y abrirse al feedback y la comunicación con el jefe, expresando lo que piensa y lo que siente con mucha delicadeza.

Un jefe “duro, serio y sin comunicación”, sería complicado adaptarse a un equipo de mujeres. Ya que las mismas necesitamos expresar y comunicarnos.

¿Cómo se debe manejar el lenguaje corporal en el caso de liderar un grupo del sexo opuesto?

Considero que el profesionalismo y la edad influyen en las relaciones y el lenguaje corporal en este caso. La clave es observar detenidamente quiénes son los interlocutores y adaptar el estilo a las necesidades del entorno. Recordemos que todo ser humano tiene su dosis de masculinidad y feminidad. Pero debemos respetar las formas indistintamente de si el equipo que uno lidera es de varones o mujeres. Hay que trabajar seriamente en la coherencia entre lenguaje, corporalidad, emocionalidad y espiritualidad.

¿En qué grupo laboral se desenvuelven mejor las mujeres y los hombres?

Las mujeres se desempeñan mucho mejor en áreas donde las relaciones, la intimidad con el cliente, el afecto, el clima laboral, la atención al cliente son fundamentales. Las áreas de recursos humanos tienen una preferencia y son muy bien lideradas por mujeres, así como Atención y Servicio al Cliente, Laboratorio, Calidad, etc., donde la preocupación por el detalle es importante.

Los hombres tienen una preferencia más por actividades vinculadas a procesos y procedimientos, racionalidad, números y análisis; operaciones, minería e industria. Por la orientación a resultados, determinadas empresas tienen equipos comerciales preferentemente varones, sobre todo si se trata de productos en donde las especificaciones son fundamentales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s