SABEMOS DECIR QUE NO?


      En la última reunión del Seminario con el apoyo de dos autores que se citarán luego se analizó la importancia de tomar conciencia de todo lo que sucede cuando nos comunicamos, entender que una organización no es tal sino existe comunicación. Ver la misma como una red comunicacional donde a partir de las conversaciones se crea, se gesta, se coordina, se celebran contratos y hasta quizás se disuelve. Poder entender que todo lo que sucede en ella y lo que podrá suceder depende de las competencias comunicativas de sus integrantes.

Para hablar de competencias conversacionales es importante entender los 6 actos lingüísticos mas importantes:  afirmamos cuando describimos una realidad ya existente, emitimos un juicio cuando damos nuestra opinión, declaramos cuando creamos una nueva realidad con nuestra palabra, y asumimos un compromiso cuando hacemos un ofrecimiento o realizamos un pedido.

coaching-coloquio-3-las-afirmaciones-3-638

Ejemplo…. El supervisor del área de ventas se dirige a los integrantes del sector  “Estuve viendo los números del último mes y las ventas bajaron un 15% con respecto al anterior, entiendo que el incremento de 15 minutos diarios que se están tomando de almuerzo hizo
decrecer las ventas, les voy a pedir que prescindan de esos minutos ya que si volvemos a los números habituales tendrán una recompensa”.

En esa comunicación pueden apreciarse todos los actos linguísticos nombrados antes. Dejo a criterio de cada uno poder asociarlos

Dijimos que las declaraciones generan una acción inmediata, que crea un mundo nuevo, que a partir de ella el mundo no es como era. Rafael Echeverría en su libro Ontología del Lenguaje describe varias de ellas; la declaración del sí, la ignorancia, gratitud, perdón y amor entre otras pero hay una que merece nuestra atención que es la declaración del “NO”.

Que sucede cuando decimos que no? Nos comprometemos como personas y sobre todo la relación con el otro ya no es la misma, un NO puede comprometer nuestra dignidad y nuestra imagen pública. Los grandes lideres mundiales son aquellos que supieron decir que NO y hoy son reconocidos por haber asumido esa declaración. Depende de uno querer pagar el costo que puede demandar la negación. Para atenuar ese costo es importante fundamentar el No, el no hacerlo puede generar una imagen quizás autoritaria.

Ahora bien, volviendo al caso del ejemplo que sucede si un integrante “NO” acepta el pedido del superior de prescindir de los minutos de descanso sin justificarlo? La relación entre ambos no será la misma, quizás su supervisor con la autoridad que le otorga su posición tome alguna acción de castigo que si bien puede ser explicita también podrá 859disfrazarse mediante acciones que le provoquen el agotamiento pudiendo derivar  en [i]“burnout”.

Decir que “no” y justificar los motivos podrá generar una contraoferta o para el caso de los actos analizados un ofrecimiento a cambio del pedido. De suceder esto estaremos ante un caso de negociación; en esta hay dos componentes que son importantes destacar; el poder de la posición de las partes; o sea la posibilidad de influir en el otro por la posición en que se encuentra, y acordar el escenario futuro para evaluar con posterioridad que las condiciones de satisfacción fueron cumplidas.

Ante esto y evaluando los riesgos o ventajas que puede ocasionarnos la declaración; sabemos decir que no?

[i] Burnout: Tipo de estrés laboral. Síndrome del trabajador quemado

Fuentes:

“Maestria Personal” Ricardo Anzorena

“Ontologia del lenguaje” Rafael Echeverria

 

 

Anuncios

Una respuesta a “SABEMOS DECIR QUE NO?

  1. Este analisis acerca de los pedidos que son realizados en el ambito de trabajo es muy acertado, principalmente creo que todos los pedidos que se realizan pueden ser contestados negativamente ya que no se esta obligando a las personas a realizar las tareas, sino que se les esta pidiendo algo, pero dependiendo de la persona o situacion en la que sucede el pedido, uno muchas veces siente que no puede decir que no, si no que “debe” decir que si, en especial si el pedido lo realiza un jefe o superior.
    Por lo tanto ocurre que uno deja de lado sus tareas diarias o lo que estaba haciendo en ese momento para realizar un pedido de otra persona porque lo considera de caracter urgente.
    Yo creo que esto debe cambiar y a partir de las competencias conversacionales se deberia poder articular un dialogo para poder manifestarle a la persona que nos pide algo, cualquier tipo de impedimento que tengamos al momento de realizar la tarea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s