Sobre el trabajo en equipo…


equipo_chicos

Si quieres llegar rápido, camina solo.
Si quieres llegar lejos, camina acompañado…
Proverbio africano

Al comienzo del actual Seminario de Integración, se definieron entre otras cuestiones, las consignas generales y la metodología de trabajo a utilizar durante la cursada. Dicha metodología incluía el trabajo grupal como dinámica principal para el desarrollo de los contenidos, algo en lo que realmente creo dados los resultados que así suelen conseguirse.

Desde ya, todos conocemos a esta altura de la carrera aquel principio de la teoría de los sistemas, aquello de que “el todo es más que la suma de las partes”, y supongo que todos pudimos comprobarlo de alguna manera en la práctica, dado que es muy frecuente en nuestra universidad los trabajos bajo esta modalidad. Un grupo constituido por personas que compartan los intereses y objetivos del equipo, que trabajen para el mismo, difícilmente no logre buenos resultados. Más bien, suele alcanzarlos mejor de lo esperado.

¿Qué es entonces lo que hace que esta forma de trabajo pueda ofrecernos dichos resultados? Personalmente, creo que los motivos son los mismos que pueden hacer que el trabajo en equipo se convierta en un desafío interesante: el hecho de trabajar con nuestras diferencias.

Siempre pensé que las diferencias antes que ser toleradas, deben ser asimiladas y celebradas. En los ámbitos que frecuentamos, sea cual sea, tenemos la suerte de compartir otras realidades y experiencias; esto nos permite ampliar nuestra propia visión del mundo y desarrollar la capacidad de poder ver sobre un mismo tema, otro punto de vista al que ya teníamos.

Resultan interesantes aquí, los conceptos sobre los dominios de la inteligencia emocional, donde la conciencia de uno mismo, la autogestión, la conciencia social y la gestión de las relaciones, pueden alentar la confianza y la cooperación. La motivación y la sinergia, por su parte, surgen de manera natural.

Éstas, son cuestiones fundamentales para el trabajo en equipo: trabajar desde lo emocional para poder vincularse mejor con el otro. En la medida que podamos relacionarnos mejor, se consolida la dinámica del grupo y eso se refleja en la capacidad de decidir y resolver cuestiones en conjunto. Las diferencias aquí, se convierten en distintas alternativas para aportar, y mientras más sean, mejor. Cada uno, a su manera, desde su forma de ver, pensar y hacer, tiene para aportar lo suyo, distinto y complementario al del otro.

Así, los resultados obtenidos en equipo, aparte de enriquecernos en lo personal, suelen ser siempre muy satisfactorios…

 

Bibliografía consultada 
Daniel Goleman, El poder de la inteligencia emocional
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s