Mujeres gerentes: mitos y realidades


Cada vez más estudios evidencian la relación positiva entre la participación de las mujeres en los equipos de toma de decisiones y el desempeño de los negocios. Aun asi no encontramos alcanzar una verdadera igualdad de géneros en los lugares de trabajo, sobre todo cuando se trata de los puestos jerárquicos.

Según un estudio realizado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) el número de mujeres en puestos gerenciales de mediano y alto nivel se ha incrementado de manera importante durante los últimos 20 años, dato importante para entender un cambio cultural y trascendental en la mentalidad humana, consiguiendo ubicar a la mujer en la misma escala de capacidad y logrando su inserción al mundo laboral al igual que el hombre.

Group Of Business People Having Board Meeting Around Glass Table

Algunos mitos y realidades de las mujeres gerentes son:

MITO: No existen diferencias de ningún tipo entre hombres y mujeres en la gerencia. No tiene sentido fijarse si se está hablando con un hombre o una mujer; es un detalle sin relevancia en el mundo de los negocios.

REALIDAD: Los hombres y las mujeres sí se diferencian entre sí. Al margen de los estereotipos sobre los estilos gerenciales de hombres y mujeres, lo cierto es que las carreras gerenciales de hombres y mujeres suelen ser distintas, y que las oportunidades para llegar a la cima del mundo corporativo son más escasas para mujeres que para hombres. Hombres y mujeres con frecuencia utilizan recursos diferentes, que marcan distintivamente sus estilos de comunicación, sus estrategias de carrera y sus mecanismos de poder, factor éste altamente relacionado con la capacidad de influir sobre los demás y de gerenciar situaciones y personas.

MITO: Ahora que alrededor de la mitad de los estudiantes de MBA son mujeres, y ahora que las mujeres ocupan altas proporciones en la gerencia media, es solo cuestión de tiempo que exista igualdad de género en el mundo de la alta gerencia.

REALIDAD: A mayor altura en la escalera corporativa, podemos tener por seguro que habrá menos mujeres. El “techo de cristal”, que limita el acceso de mujeres a posiciones de alta gerencia o directivas, existe y a veces es de cemento. Esto es cierto aun después de que la alta proporción de mujeres en las carreras universitarias y en la gerencia media ha ido en ascenso desde hace por lo menos 20 años-es decir, que ya ha habido suficiente tiempo como para que las mujeres llegaran un poco más proporcionalmente a la cima.

MITO: Las mujeres gerentes representan una clara desventaja, sobre todo si son jóvenes y tienen o pueden tener hijos. De hecho, son las propias mujeres las que limitan su desarrollo profesional, porque prefieren dedicarse a su familia.

REALIDAD: Desde hace ya varios años, las grandes corporaciones han comenzado a dejar de lado la visión de las mujeres como una “carga”. Todo lo contrario: la idea que comienza a prevalecer en el mundo gerencial global, es la de promover y apoyar la diversidad como fuente de ventajas competitivas. Aunque esta idea no implica necesariamente que las políticas de desarrollo se orienten exclusivamente hacia las mujeres, sí está relacionada con desechar paradigmas tradicionales que piensan en la mujer como una carga o un problema que cuesta dinero y que debe “solucionarse”, con frecuencia evitando la contratación misma de mujeres. Por otra parte, ¿hasta qué punto podemos afirmar que las mujeres simplemente deciden limitar sus carreras porque tienen otros intereses? Según esta visión, si existen diferencias en las carreras profesionales y gerenciales de hombres y mujeres, ellas se deben a decisiones exclusivamente individuales en un contexto de igualdad de oportunidades. Se trata de un mito en sí mismo que analizamos en el siguiente párrafo.

“La gente es la ventaja competitiva real”

MITO: Hoy en día, los hombres son mucho más propensos a colaborar en las tareas del hogar que en el pasado. Dada la necesidad de que las mujeres trabajen y contribuyan al ingreso familiar, los hombres han respondido por su parte brindando más apoyo en las labores domésticas.

REALIDAD: Las mujeres gerentes que están leyendo este artículo ya lo saben, pues lo viven en carne propia todos los días: la doble jornada está más vigente que nunca, no solamente en Venezuela sino en prácticamente todos los países donde las mujeres se han incorporado al mercado de trabajo, aun en los más “desarrollados”. Las responsabilidades del hogar siguen estando en manos, principalmente, de las mujeres. Esto, por supuesto, está cambiando-lentamente, pero cambio al fin.

MITO: Las mujeres demandan beneficios excesivos, como horario flexible, que atenta contra la productividad, y permisos extensos que afectan su desempeño.

REALIDAD: las nuevas realidades económicas y de negocios no sólo significan cambios en las estrategias y procesos de las empresas. También implican, si no ahora mismo en el mediano y largo plazo, cambios sustanciales en el concepto mismo de trabajo y de productividad. Estudios han demostrado que el horario flexible, despojado del estigma que se le atribuye desde la gerencia tradicional, puede ser una fuente de aumento de la productividad. En la economía del conocimiento, donde la gente es la ventaja competitiva real, se impone valorar el trabajo de acuerdo con patrones no convencionales. La flexibilización del mercado de trabajo y del contrato mismo de trabajo, que se ha venido desarrollando en el período reciente, también debe conducir a repensar los términos en que se conceptualiza y se traduce en la práctica el compromiso de los “trabajadores intelectuales” de la organización.

Fuente: http://www.ivpnl.com.ve/index.php/registros/noticias/1479-mujeres-gerentes-mitos-y-realidades-nelly-lejter

Anuncios

2 Respuestas a “Mujeres gerentes: mitos y realidades

  1. El artículo muestra los mitos y las realidades de una población acotada de América Latina, pero si quisiéramos agrandar esa muestra, no tendríamos resultados muy diferentes.
    Hay un componente, en nuestro país que no podemos dejar de lado, como es el económico, que influye en las plazas que se elige ocupar. Las mujeres consiguen salarios que son unos 30% menores a los que perciben los hombres.
    Los datos surgen del último informe del INDEC sobre Evolución de la Distribución del Ingreso, que surge de la Encuesta Permanente de Hogares, correspondiente al segundo trimestre de este año.
    Guillermo Cruces, economista del Centro de Estudios Distributivos, Laborales y Sociales de la Universidad Nacional de La Plata (Cedlas) considera que hay una diferencia de dinero a favor del trabajo de las mujeres -en cuanto al valor horario- y puede estar dado por lo que llama “efecto selección”.
    Desde su punto de vista “las mujeres se van retirando del mercado de trabajo y las que permanecen son las que tienen un costo de oportunidad más alto de salir, por eso quedan las que ganan más”.

  2. La incorporación de la mujer en el ámbito laboral es el reflejo de uno de los grandes cambios que enfrento la sociedad en este ultimo siglo. Estamos en el momento en que la vocación de la mujer se cumple en su plenitud adquiriendo un nuevo poder jamas alcanzado en épocas anteriores. Creo personalmente que hoy gozamos de una independencia económica y laboral, pero que lamentablemente este progreso a veces se ve opacado por las formas de pensar que tienen algunos miembros de la sociedad arraigadas a costumbres pasadas donde la labor de la mujer era únicamente la de preservar a su familia dentro del hogar, y estas cuestiones al momento de estar bajo la lupa de alguno de ellos nos imposibilitan de oportunidades despreciando el talento que podemos tener y terminan generando la brecha entre los géneros en el mundo laboral. Sin embargo confío en que a medida que esas antiguas generaciones vayan quedando atrás en el tiempo, el rol de la mujer se va a ir destacando cada vez mas con el paso de los años eliminando cualquier tipo de diferenciación que pueda existir hoy en día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s