El reconocimiento como estrategia motivacional


Esta es una nota publicada en el diario “El semanario” de Venezuela, publicada por el periodista Johnny A. Pacheco, que me pareció importante compartir, ya que trata uno de los temas que muchas veces nos preocupa y nos desmotiva en el plano laboral, en esta publicación se puntualiza como se utiliza, o se debería utilizar una estrategia motivacional dentro de las organizaciones, para conseguir un mayor esfuerzo y predisposición por parte de los empleados, a través del reconocimiento.

Particularmente me parece que es de fundamental importancia conseguir el apoyo de los empleados, “que se pongan la camiseta” de la empresa, por eso considero un tema de vital importancia, para que las organizaciones, puedan alcanzar sus objetivos.

motivacion

La Motivación como el proceso de inicio, mantenimiento y refuerzo del comportamiento del trabajador en su ambiente laboral es uno de los “temas” de mayor preocupación tanto de los supervisores de cualquier nivel como también de los mismos compañeros de trabajo, que observan, sienten y se ven afectados cuando en los espacios de la actividad laboral se hacen presentes: el boreout, el presentismo (fenómeno en el cual los trabajadores acuden al trabajo diariamente, pero pareciese que no estuviesen allí), la invisibilidad que sienten algunos empleados cuando la rutina los automatiza y las rutinas defensivas que permiten a los trabajadores protegerse de cambios que están a la orden del día.

Esta búsqueda permanente de encontrar las formas de mantener el desempeño efectivo de los grupos de laborales ha confluido en el rescate del reconocimiento, que es una de las estrategias motivacionales menos utilizada y más económica. Esta estrategia consiste en reconocer, distinguir, agradecer y recompensar a los colaboradores por sus esfuerzos. Lo más resaltante de estas valoraciones es que aún cuando el empleado espera un refuerzo más tangible como el dinero, ascensos o premios en especies, la apreciación que conlleva el reconocimiento lo integran el refuerzo social como uno de los motivadores más poderosos, éste está compuesto por los elogios, el contacto corporal, el resaltar un resultado especial en una reunión y cualquier otra acción de la cultura organizacional que personalice o apuntale el esfuerzo destacado manifiesto.

Los estudios en el área de la motivación han derivado cinco características que debe poseer el reconocimiento para que sea efectivo: específico, sincero, público, apropiado y frecuente.

  • Específico: el elogio general tiene poco impacto, su influencia en la gente es débil. La especificidad del refuerzo por un accionar esperado y sobresaliente extrae al trabajador de su anonimato o invisibilidad, que con frecuencia la rutina genera, resaltando de esta manera la valoración concreta por el resultado obtenido e inicia una emocionalidad tendente al aprecio. La mayor recompensa que se puede ofrecer a los trabajadores es escuchar sus ideas y reconocer su contribución.
  • Sinceridad: prestar atención, honrar al empleado de manera auténtica, franca, con cordialidad, familiaridad, con confianza, establece un compromiso genuino con la organización. Reconocer lo que realmente importa es la mejor fuente de conexión entre la empresa y sus trabajadores.
  • Reconocimiento público: la distinción que sale de lo privado y se extiende a lo público posee el impacto favorable de sacar del anonimato a quien es objeto de esta actividad. La presentación pública de una premiación impacta significativamente al merecedor, mejorando la percepción positiva que el empleado tiene de la organización en conjunto.
  • Lo Apropiado: una de las sutilezas que hay que tener presente, es que no se debe utilizar el mismo tipo de reconocimiento para todos. El agradecimiento y satisfacción se incrementa cuando los refuerzos generalizados pasan a ser más personalizados, dado en la contigüidad (inmediatez) del resultado obtenido y su distinción debe ser variable, dependiendo de los esfuerzos desplegados, así como también a la referenciada diferencia individual.
  • Frecuente: así como la reposición alimentaria es constante, de la misma manera el reconocimiento requiere esa regularidad. Las apreciaciones largamente espaciadas en el tiempo pierden su poder de mantener un comportamiento deseado. Los estudios demuestran su efectividad cuando se da cada siete días y enseguida del éxito. También son consideradas las recompensas informales.

Es importante destacar que el reconocimiento funciona cuando queremos que el comportamiento esperado se repita.

Anuncios

Una respuesta a “El reconocimiento como estrategia motivacional

  1. Muchas veces los directivos toman decisiones que generan desmotivación a los empleados y no evalúan las consecuencias de las mismas. Tampoco reconocen ni premian el esfuerzo y la productividad de los mismos y en muchos casos, ni siquiera realizan “evaluaciones de desempeño”, una de las herramientas fundamentales de comunicación con los empleados. Creo que como profesionales tenemos la obligación de comunicar las falencias que vamos detectando en las organizaciones, porque ser Licenciados en Administración, no solo abarca administrar los recursos monetarios u económicos, sino que además los recursos humanos, que son los recursos más apreciados con los que cuenta la organización.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s