Benchmarking – Una herramienta subestimada


Adjunto un resumen de un seminario que se dió en la Universidad de Buenos Aires. Lamentablemente no tengo la fuente, pero a final copio el link donde podrán encentrar el trabajo completo.

Como herramienta el benchmarking es sumamente útil para poder tener un grado de comparación sobre distintos aspectos de la organización y sus productos respecto al mercado. Generalmente, en las organizaciones se enmarca dentro del análisis competitivo, pero carece de una metodología y rigurisidad de análisis.

El Benchmarking es la herramienta que permite detectar y aplicar los mejores procesos para obtener una mejor calidad y una mayor productividad, basándose en las experiencias por las cuales atravesaron las empresas líderes del mercado.

Dos ejemplos de Benchmarking:

El caso Xerox I

En Xerox, los estudios de Benchmarking se iniciaron en Nueva York, en 1979. Los expertos en análisis de estrategias de esta importante multinacional lo adoptaron como una herramienta para evaluar los costos de fabricación por unidad dentro de la división de operaciones manufactureras.

Xerox “estaba preocupada por los precios excesivamente bajos de las copiadoras japonesas” y deseaba “determinar si los costos relativos de sus contrapartes japonesas eran tan bajos como sus precios relativos”.

Para ello decidió realizar un análisis de las copiadoras producidas por la filial japonesa Fuji-Xerox mediante la técnica de intercambio de información ya que se sostenía que las diferencias culturales de ambos países podrían influir en el desarrollo de los distintos procesos y las distintas metodologías de trabajo.

Observando el éxito que esta práctica tuvo, se llegó a la conclusión de que se obtendrían mejores resultados ampliando el análisis e intercambio con los fabricantes japoneses como Canon, Minolta y Toyota.

Finalmente, las investigaciones de Xerox confirmaron que los costos de fabricación de la compañía en Estados Unidos eran mas elevados que los de sus competidores japoneses, hasta el punto de que algunos de estos vendían sus copiadoras por lo que le costaba a Xerox producirla. Debido a ello, las operaciones de fabricación en Estados Unidos adoptaron los procesos utilizados por los japoneses como objetivos para elaborar sus propios planes de negocios, instruyendo a todas las unidades y centros de costos para que utilizaran el Benchmarking como la herramienta básica de organización.

 El caso Xerox II

Otro caso desarrollado por Xerox en el uso del Benchmarking fue el que se aplicó con L. L. Bean.

El estudio lo inició la unidad de logística y distribución de Xerox a principios de 1981, cuando Robert C. Camp fue asignado “en la búsqueda de un no competidor adecuado con la finalidad de establecer parámetros de almacenamiento y área de manejo de materiales”.

Xerox acababa de construir un sistema de recuperación y almacenamiento para materias primas y partes, altamente automatizado. Este sistema se localizaba en las mismas instalaciones como un gran centro de distribución de productos, pero un estudio interno indicó que una inversión de capital tan grande no se justificaría para productos terminados. En base a ello se dedicó a realizar un análisis de las compañías que se presentaban como las mejores en el campo de la distribución de los productos y las materias primas, seleccionando a L. L. Bean debido al diseño que presentaban sus bodegas.

Tres meses mas tarde, Camp, junto con el director de distribución de la oficina central y uno de los gerentes operativos, visito a L. L. Bean. Durante la recorrida se enteraron de que en el sistema de bodegas de Bean, los materiales estaban dispuestos de manera que los artículos de mayor circulación se encontraban colocados mas cerca de la ruta del encargado de recogerlos; los pedidos entrantes se clasificaban y liberaban a lo largo del día para minimizar distancias de viajes. Camp también descubrió que Bean tenía planes para la captura automatizada de información por medio del uso del código de barras. Gracias a esas visitas Xerox fue capaz de incorporar algunas de las prácticas de automatización en sus propios almacenes.

Por su lado Bean también se vio beneficiado porque, después de ver el éxito de Xerox, adoptó al Benchmarking como parte de sus procesos de planeación.

En la actualidad, el Benchmarking en Xerox es la fuente externa de datos para determinar los planes tácticos y estratégicos. El éxito de la vuelta a la rentabilidad se expresa mejor por el hecho de que Xerox es la única compañía en el mundo que ha ganado los tres premios más importantes de calidad: el premio Deming de Japón; el premio Baldridge de Estados Unidos, y el premio europeo de calidad.

Fuente: http://www.google.com.ar/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=6&cad=rja&uact=8&ved=0CEkQFjAF&url=http%3A%2F%2Fwww.econ.uba.ar%2Fwww%2Fseminario%2Fg268%2Fbenchmarking.doc&ei=O_eHVb7QJonEgwTCnoGQAQ&usg=AFQjCNEe1wUnjOLVFddFr5P1bMu1_2wVPg&sig2=pbQIZ5YcyH-4e4UK56j6HA&bvm=bv.96339352,d.eXY

travesaron las empresas líderes del mercado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s