Gestion de la memoria y aprendizaje organizacional


A lo largo de nuestras vidas cometemos errores y aciertos, aprendiendo de ello y memorizando los mismos para evitar volver a cometerlos nuevamente. En el caso de los errores se aprende más que de los aciertos, sin embargo en el caso de estos últimos pocos le prestan la debida atención analizando la razón de sus aciertos a efectos de volver a repetir la acción con el objeto de lograr nuevos resultados positivos.
Los errores y aciertos efectuados tanto por la organización como por sus integrantes suelen perderse ya sea por el cambio de individuos o bien por la falta de intercambio de experiencias.
En el primer caso ante un retiro por parte del individuo del sector o de la empresa la persona que lo reemplaza corre el riesgo de repetir los errores o no aprovechar de los aciertos.
En el segundo de los casos, los errores y aciertos del personal de un sector le sirven sólo a éste o como máximo al resto del personal de su sector, pero no suele tomar conocimiento de ello el resto del personal de la empresa.
Estamos ante el caso de la empresa u organización que nunca aprende, pues las experiencias no se difunden a los restantes sectores o áreas, como tampoco se difunden en el tiempo. Peor aún, tampoco son objeto de re-estudio y re-análisis por parte de las mismas personas o sectores que tuvieron las experiencias positivas y negativas.

Una organización necesita como mínimo ser inteligente y si es posible sabia, para lo cual un individuo no sólo debe aprender de los errores de sus compañeros de empresa, sino inclusive de los errores de otras organizaciones. Pero es tan importante prestar atención a los errores como a los aciertos, pues muchos sólo triunfan por una combinación del azar, pero nunca han prestado un real estudio en los factores causantes de los éxitos, de modo tal que si bien estos tuvieron lugar en una oportunidad, pueden no volver a repetirse en el futuro.
Para evitar todo esto se debe enseñar al personal la redacción, y el análisis de problemas. Deberá redactarse una base de datos organizacional y ante determinados sucesos se podrá recurrir a esta.
Lo redactado deberá contener un desarrollo de las circunstancias bajo las cuales tuvo lugar el suceso, el relato del suceso en sí y las conclusiones que ello deja como aprendizaje.
Por otra parte en forma periódica deberán reunirse equipos de análisis a efectos de evaluar las últimas experiencias.
Estos grupos tendrán a su cargo proponer la aplicación de medidas destinadas tanto a evitar la repetición de errores, como el aprovechamiento de los aciertos generados.

Ante este texto me surgen dudas como:

Hoy en día existen organizaciones que cuenten con esa “Base de Datos”?

Se cuenta con la información suficiente de errores y aciertos de la empresa sean competidoras o no?

Se analizan periódicamente en las organizaciones los errores y aciertos?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s