Apunten a la “fortaleza” – Marcus Burckingham


Algunos adjudican su fama a su acento inglés. Otros, a su asombrosa facilidad para captar la atención de las cámaras de TV. El hecho es que Marcus Buckingham se ha subido de un salto a la pasarela de los gurús, y en este momento está de moda.
La razón de su éxito quizá resida en su mensaje: “Dejen de hacer lo que no les agrada, y enfóquense en las actividades que los fortalecen”

¿Alguna característica de todo líder?
La habilidad de transformar las dudas y la ansiedad natural de la gente respecto del futuro en optimismo y confianza. Los líderes no desprecian ese temor a lo desconocido, porque entienden que es lógico ese recelo ante un mañana que será diferente del hoy, pero ellos les dicen a sus seguidores: “Creo que un futuro mejor es posible, y yo los conduciré allí”.
En eso coinciden todos los líderes. Difieren en la manera de llevar a su gente a ese futuro.
¿Se nace líder, o se aprende a serlo?
Primero se nace, y luego se aprende. Si alguien no es por naturaleza optimista, no puede ser líder. Si alguien no posee suficiente ego como para conferirse a sí mismo el derecho de conducir a la gente a un futuro mejor, no puede ser líder.
Así que el optimismo y el ego son fundamentales. Si los tienes, luego puedes aprender técnicas para ser mejor.
Cualquier líder puede aprender, pero no cualquiera es capaz de aprender a ser líder.
¿Qué debe aprender un líder?
Lo mismo que cualquier hombre: sobre sí mismo. Descubrir sus fortalezas y qué actividades las incrementan, y luego usar esas actividades como base para su vida.
¿Cómo reconocer lo que nos fortalece?
Muy fácil: son actividades que, cuando las realizas, te vigorizan, te llenan de energía positiva. Si eres bueno en algo, pero te aburre, entonces eso no te fortalece.
Si eres bueno en algo, pero lo odias, ¿cómo pensar que te fortalece? Por ese motivo distingo entre las cosas que alguien hace bien, y las que lo fortalecen.
Si armas tu carrera profesional en base a algo que haces bien, pero que no te entusiasma, podrás tener una carrera exitosa, pero serás infeliz.
Para saber si eres bueno en algo o no necesitas el juicio de los demás. Para saber si algo te fortalece o no, necesitas tu juicio. Sólo uno lo sabe. Si estás esperando ansiosamente que llegue el momento de realizar cierta actividad, si te involucras tanto que el tiempo vuela, esa es una forma de saber que se trata de algo que te fortalece. Cuando terminas, te sientes lleno, satisfecho. No dices: “Uf, gracias a Dios se acabó”.
¿Una cualidad de los líderes de hoy?
Transparencia. Un líder debe estar preparado para que cualquier cosa que haga, cualquier decisión que tome, cualquier  memo interno que mande en su organización llegue  inmediatamente  a la primera plana de los diarios.
Nada podrá hacer el departamento de Comunicación para detenerlo.
Llaman “redes sociales” a Twitter, Facebook y Linkedin, pero en realidad son aplicaciones de publicación.
Los líderes deben saber que, con la propagación de estas aplicaciones, todo lo que hagan o digan será de dominio público.
¿Qué se espera de los líderes actuales?
No que sean perfectos, pero sí auténticos. Que sean quienes dicen ser. Si no vives de acuerdo con los valores que predicas, la verdad se conocerá, y se conocerá pronto.
Cuando hablas con la verdad, te siguen. La verdad brinda confianza, porque el líder que se maneja con la verdad es alguien predecible, alguien que uno sabe lo que hará frente a una situación determinada. Eso no significa que no pueda cambiar de opinión. Pero lo que uno es, tu núcleo, tus valores, no pueden variar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s