Cinco actitudes que te convierten en un mal jefe – Pymes.


A continuación dejo un artículo para que podamos discutir, ya que me resultó interesante y voy a hacer mención de mi experiencia personal, ya que me siento bastante identificado con algunos de los síntomas mencionados.

mal-jefe

Los síntomas y actitudes que llevan a hacer a una persona un mal jefe y generador de disconformidad en los empleados a la hora de trabajar son los siguientes:

1) EL CUELLO DE BOTELLA:  Todo, desde la decisión de crear una tienda on-line hasta pedir nuevos cartuchos de tinta para la impresora, pasa por ti y no se lleva a cabo si no tiene tu aprobación. El no saber delegar y el micromanagement, pueden convertirse en tus dos grandes enemigos. Para aprender a evitar los cuellos de botella hay que saber identificar esas tareas que realmente vamos a tener que gestionar y cuáles otras podemos dejar en manos de personas en las que confiamos.

 ►En la empresa que actualmente estoy trabajando sucede que todas las decisiones deben ser comunicadas obligatoriamente a mi jefa, a tal punto que aveces hasta se le hace mención a la hora de imprimir una hoja (que estratégicamente se encuentra en su escritorio). El problema ocurre cuando ella exige iniciativa a sus empleados, sin darse cuenta que su problema es no saber delegar.

2) SÍNDROME DE MARÍA ANTONIENTA: Mientras vives a cuenta de tu empresa, tus empleados siguen trabajando con Windows 98, no han visto aumentado su salario desde la época de Aznar y no han oído hablar de lo que es un bonus o un incentivo por el trabajo bien hecho. Puede que pienses que es lo normal, después de todo no te has pasado al Ferrari. Los trabajadores lo tienen que entender, tú tienes tus necesidades. Pero mientas te estás dando la gran vida, puede que muchos de ellos, probablemente los mejores, estén dando los últimos retoques a su curriculum para cambiar de empresa. Si quieres retenerlo, empieza por el tema de salarios, beneficios sociales y mejorar la conciliación dentro de la organización.

►En mi caso particular ocurre que mi jefa realiza las menores inversiones posibles en la empresa para que podamos trabajar. Un ejemplo: es una empresa de mas de 40 años y recién hace 2 meses logramos convencerla para comprar un SCANNER. También destaco que en mi posición de vendedor no poseo acceso a Internet.

3) EL ADICTO AL TRABAJO: Te gusta tanto trabajar, que no entiendes que haya personas que no les guste tanto como a ti. ¿Quién no querría trabajar un fin de semana o renunciar a parte de sus vacaciones para sacar adelante ese proyecto tan interesante?Auténticos Workaholics. Y no es que lo podamos criticar abiertamente. Al fin y al cabo, cada uno hace lo que quiere con su negocio. Lo que sí es criticable es que queramos que todos los que nos rodean también se conviertan en adictos al trabajo, que les obliguemos a trabajar, cuando no deberían estar haciéndolo. 

►En mi caso ocurrió que varias veces reciba una crítica por falta de responsabilidad o recibí preguntas del estilo ¿No te gusta este trabajo? o ¿Querés que te pague un curso para el fin de semana para mejorarte en ventas?. Tienen tanta adicción y placer al trabajo que no logran entender como sus empleados no sienten lo mismo que ellos. En mi situación mas que ganas de aprender, sentí presión.

4) EL CRÍPTICO: Lo das todo por sentado. Crees que con unas vagas instrucciones, un ligero encogimiento de hombros y un dedo que apunta al infinito tus empleados ya saben qué es lo que quieres de ellos y lo que tienen que hacer. Tus farfulleos y circunloquios deberían resultar cristalinos, por lo que no comprendes por qué te preguntan las mismas cosas una y otra vez.

►Este síntoma quizás es el que mas me siento identificado, al comienzo de mi etapa laboral en mi actual trabajo me costó muchisimo lograr entender lo que mi jefa me pedía, ya que ella está acostumbrada a trabajar con una empleada (mi compañera de ventas) que trabajan juntas hace 25 años y tienen formas de comunicarse y entenderse distintas a la mía. Muchas veces cometí errores o sucedieron malas interpretaciones por no ser precisa a la hora de comunicarme algo.

5) EL DUEÑO AUSENTE: Nunca te han interesado realmente los negocios. Como la parte aburrida te aburría, pusiste a otra persona al cargo para que gestionase todo. Y hasta aquí todo bien. El problema es que no sólo te convertirse en un dueño ausente, sino que a la persona que pusiste al frente de la empresa no le diste poderes reales. No permites que despida o contrate a nuevos empleados o que establezca nuevas reglas dentro de la empresa. Como los trabajadores lo saben, han tardado menos de dos meses en perderle el respeto.

►Este caso en mi experiencia personal no sucedió, pero pueden dejar sus experiencias en los comentarios.

Para finalizar es importante aclarar que estas actitudes pueden ser mejoradas con una mayor comunicación y compromiso a la hora de escuchar y entender a los empleados. Hay muchos empleados que son realmente buenos y comprometidos con su labor, que deciden dar un paso al costado por estos motivos, es por esto que es de suma importancia realizarse una mirada a si mismo para darse cuenta que están haciendo mal.

Espero sus comentarios.

FUENTE: http://www.muypymes.com/2013/09/19/cinco-signos-convierten-mal-jefe#comments

Anuncios

Una respuesta a “Cinco actitudes que te convierten en un mal jefe – Pymes.

  1. Generalmente estas conductas son habituales en una Pyme: la centralización del poder en el jefe. No es beneficioso para los empleados, ya que provoca la falta de toma de decisión y la inhibición de accionar ante diversas situaciones o circunstancias. Además tampoco lo es para el jefe: centra sus energías en tomar decisiones que son cotidianas y conocidas por los integrantes de la organización a través de sus roles y de las experiencias obtenidas, siendo que podría destinar mayor tiempo a evaluar y tomar aquellas decisiones que son relevantes e implican una mayor responsabilidad en funcionamiento de la organización.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s